Solidaridad. ¡Cuidado! Empatizar con los Demás Puede Ser Muy Contagioso

Todos los días tenemos motivos para
estar más cabreados que una mona. 
Todos. No se salva ninguno.
Los niños dejan la pasta de dientes
sin cerrar, no recogen el suelo del baño, tu marido no llega a la hora o tu
madre (y tu padre) te regañan como cuando tenías doce años por cualquier
chorrada (que te parece a ti chorrada y a ellos algo importante).
Todos los días y si me apuráis varias
veces al día.
Lo bueno es que también todos los días
tenemos motivos para sonreír, para calmar nuestra angustia, tenemos motivos
para sentirnos queridos y notar cierta calidez en el corazón (¿me estoy
poniendo cursi? ya paro…
).
Es verdad, son las dos caras de la
misma moneda, la de la vida, con la que nos ha tocado jugar hasta que acabe la
partida.
Podemos mirar siempre un lado o…
podemos poner parte de nuestras energías en mirar también el lado más soleado
de nuestros días, de nuestra vida…
¿Os apuntáis? 
O tal ver debería decir
¿os atrevéis?
mamás full time solidaridad ayuda
Dejar de mirar por la ventana a veces es dejar nuestra zona de confort…


Sí, es verdad, se dejan la pasta de dientes sin
cerrar pero no se van al colegio sin plantarme un beso o dos o los que puedan.

Sí, llega tarde otra vez pero
encuentra siempre una manera de provocarme una sonrisa.
Sí, me regañan como cuando era una
cría pero… me quieren incondicionalmente.
La cara A y la cara B, como cuando
escuchábamos la música en vinilos.
Y eso en casa, en mi casa, de puertas para adentro pero si abrimos la ventana
al mundo, la cara A la de la Angustia, la violenciA, la sinrAzón, la
desesperAción, puede que más de un día nos Ahogue sin piedAd. 
Y yo me niego.
Hoy sólo voy a mirar la cara B, la de
la Belleza en los gestos solidarios, la de la Bondad de los pequeños detalles,
la de la noBleza que encierra la generosidad más diminuta…
Mamás full time solidaridad ayuda
Es evidente que nosotros decidimos cómo y hacia donde mirar…
Como la solidaridad anónima de estas nueve aBuelas italianas esas “Nove Nonne” que reparten cariño a la gente que creen
que puede necesitarlo, sin darse a conocer, sin dejar que se lo agradezcan a
ellas sino a cualquiera, a todos. 
Uno de esos gestos que te ponen la sonrisa en
la cara y te hacen preguntarte “¿y por qué no?”
Esa es la humanidad que da calor con
su mano tendida, la que haBla de solidaridad y compañía y no de caridad y soledad.
Esa es la humanidad que acoge sin
preguntar y que entiende que cada uno da lo que reciBe como canta Drexler.
Me gusta toparme de pronto con una
noticia sobre una empresa creada por gente que se preocupa de la gente, gente
como estos empresarios colombianos que han decidido fabricar lápices a partirde las tremendas cantidades de papel que se tiran en las oficinas de su país,
de su ciudad, de cualquier país y cualquier ciudad, no nos engañemos. Lápices que
después se pueden utilizar en esas mismas oficinas o en otras, en colegios, en
escuelas. Lápices que dibujen sueños de niños y de adultos, lápices que hagan
arte y arte que sea Bello y que nazca de algo que se iba a tirar como es el papel usado.
¡Me parece genial!
Mamas full time solidaridad empatía
Abrir los brazos para respirar, la vida tiene siempre un lado mucho más apetecible…
Me gusta la gente que ve los problemas
de los demás y busca soluciones aunque los problemas parezcan enormes y fuera de sus posibilidades. Problemas del tamaño de una casa, soluciones que pasan por fabricar una pequeña casapara una persona que malvive en la calle
Una persona que
empatiza con otra simplemente porque la ve a diario y le busca una solución.
Algo que deberían hacer las instituciones pero que… pues no lo hacen es
evidente. No es una solución completa ni redonda pero es un gesto hermoso por
parte de otro ser humano.

Mamás Full time solidaridad amistad empatía
Nos puede parecer que no es así pero a veces nuestra soledad está muy acompañada
De verdad que sí, soy de las que
pienso que la solidaridad es contagiosa. 
Antes de ayer sin ir más lejos hablaba de ello
con dos amigas en elpatio sobre lo contagiosa o no que es la solidaridad. 
Yo
creo que lo es sinceramente, sé que Sara cree que no pero… lo mismo estar
rodeado de gente íntegra porque tú lo seas hace que ellos lo sean, o quizás lo
eres porque estás rodeado de gente íntegra y solidaria. 
Sí que es verdad que es
más fácil cuando se mama desde la infancia, cuando lo ves en tus principales
referentes, en tus modelos educacionales, pero creo que la solidaridad como el
chino, también se puede aprender. 
Sólo hace falta entrenar mucho… y si me
apuras me parece más sencillo aprender a ser solidario que a hablar chino, no
sé… lo mismo es cosa mía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + catorce =