Uff!!
Hace muchos, muchos años yo también
era esa niña que jugaba con la Barbie… ¡Bueno, tantos no, no hay que
exagerar!
Sí, es cierto que la vestía y le
diseñaba ropa con trozos de tela y cualquier objetos que inspirara mi
imaginación. Porque Barbie en mis manos era una abogada, una cantante, una
enfermera y una actriz de cine… y tenía que ir bien vestida en cualquier caso.
La muñeca era lo que yo quería, lo que
yo imaginaba y yo como cualquier niña, imaginaba que todo era posible.
¿No les pasa ahora a vuestras hijas lo
mismo cuando juegan?
¿No las escucháis sus diálogos y sus
juegos y no os dais cuenta de que ellas también imaginan que todo es posible, que pueden ser lo que quieran ser y que pueden llegar a donde quieran llegar?
Pues de eso viene hoy a hablaros
Barbie en este blog…

La muñeca más alta y más rubia del
planeta parece que no tiene un pelo de tonta, son ya 56 años los que ha cumplido y a la
vista de las cifras de ventas es evidente que se conserva estupendamente.
Este año te invita a algo: “Imagina todas
las posibilidades”
Se plantea como algo bueno, sano y
sobre todo muy necesario que en los juegos infantiles  no haya más límite que el de la imaginación y no puedo estar más de acuerdo con ello.
Han creado un video que os dejo aquí
mismo para que lo disfrutéis y “las disfrutéis” son muy grandes todas ellas:

Como madres y padres un video como este, nos pinta una
sonrisa y nos hace plantearnos que la realidad, que su futuro, es así como deber ser. 
A nuestras hijas,
sobrinas o hijas de amigas, les parecerá lo más normal del mundo, porque es así
como debe ser.
El juego simbólico, el juego con
muñecas, es imprescindible para el desarrollo y la maduración de un niño y
trasladar ese juego a la vida adulta es lo que nos propone Barbie este año.
Creatividad, imaginación, juego libre,
sin barreras, sin prejuicios, sin límites, jugar para crecer y pensar que la
realidad no dista tanto de aquel juego.
El video es la primera pieza de esta
campaña y ya os digo que es muy “real”. 
Al verlo estoy segura de que algunas
pensaréis en la niña que fuisteis y otras en la que tenéis ahora en casa
jugando a ser mayor.
El futuro puede que en el fondo surja
también un poco como un juego y que si se puede jugar a serlo… quizás sea
porque se puede ser, cuando se es adulto.
Ya sabéis eso de que no dejamos de
jugar porque nos hagamos mayores, sino que nos hacemos mayores porque dejamos
de jugar y yo añadiría que nos hacemos mayores porque dejamos también de
imaginar que es posible, como nos dice este año con este vídeo nuestra Barbie, sí.. la de toda la vida.
Advertisement

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 10 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.