Llega un paquete a casa de la mano de
un mensajero.
Hasta aquí todo bastante normal, es
habitual que de vez en cuando un mensajero o el cartero nos traigan cosas para
el blog.
Lo que es menos normal es que al abrir
el paquete te encuentres: una bolsa de cacahuetes.
¿Pero y esto? ¿Una broma quizás?
Pues no… 
La verdad es que es una
realidad y para muchos niños, una realidad que les vuelve a atar a la vida. 
Una
sencilla bolsa de cacahuetes que sirve para luchar contra muchas tragedias…
Sinceramente creo q no, no podéis volver la cabeza, como yo
tampoco puedo desde que esa bolsa entró en casa.

desnutrición infantil ayuda colaboración cacahuetes

Y es que sinceramente os digo que no, no tenía ni idea de que
el alimento terapéutico listo para usar y más eficaz contra la desnutrición
aguda grave, es en un 90% pasta de cacahuete
Sencilla y asequible pasta de cacahuete cargada de nutrientes imprescindibles y beneficiosos para estos casos tan extremos.
Un niño necesita tres sobres cada día,
de este alimento terapéutico compuesto en su mayor parte de cacahuete para
superar una desnutrición aguda grave.

¿Y sabéis cuánto cuestan esos tres
sobres? La vertiginosa cifra de 1,20€

Podría preguntaros ahora si sabéis lo
que cuesta un café en una cafetería normal y corriente, pero es que últimamente
todo el mundo les pregunta a los políticos si saben lo que cuesta el café… yo
preferiría preguntarles si saben lo que cuesta la vida de un niño afectado por
desnutrición aguda grave : 1,20€ diarios.
Eso es lo que costaría salvarles la vida. 
Según datos de UNICEF son casi 8.000
los niños que mueren CADA DÍA
porque no es posible conseguir 1,20€ diarios para
ellos.
No es que se me den muy bien los
números pero estamos hablando de menos de 10.000€ para salvarles la vida un
día, un día más de vida y de posibilidades.
No voy a mencionar en qué otras cosas
infinitamente más absurdas se gastan el dinero los gobiernos del mundo, el
nuestro, el español, es uno de los más creativos en lo que a gasto inútil y
desvíos extraños se refiere.
10.000€ que no consiguen sumar las
ONGs como UNICEF, a nivel mundial, a los que ya aportan los ciudadanos de todo el mundo y que
hacen que cada día sigan muriendo 8.000 niños de hambre.
Es tremendo pensarlo.
Por eso #ahoraNOpodemosparar es la campaña que ha puesto en marcha UNICEF para que entre todos sigamos dando apoyo,
cobertura y financiación, sigamos plantando cara a la situación de desnutrición
que viven grandes zonas del planeta y si me permitís yo añado, sigamos
denunciando la inacción, la pasividad, la dejadez y la falta de respeto por la vida, por sus vidas, por parte de
nuestros gobiernos.
Luchar contra la desnutrición aguda
severa es prioritario porque debilita a los niños y los hace más vulnerables
ante las enfermedades, porque hace que se interrumpa su desarrollo y su
educación, porque muere.
Pero en UNICEF tampoco se olvidan de
la desnutrición crónica que afecta a unos 161 millones de niños en todo el
mundo menores de 5 años. Sí, habéis leído bien las cifras y la edad. Es tan injusto
porque es tan posible evitar todo esto.
1’20€ es una cifra ridícula y sin
embargo encierra tanta vida entre sus dígitos.

A mí también me parece evidente que
#ahoraNOpodemosparar ¿a vosotras no?

2 thoughts on “UNICEF. Ahora NO Podemos Parar.”

  1. Pilar, nos has vuelto a emocionar con tu sensibilidad. ¡Muchas gracias por tu apoyo! Contigo la lucha contra la desnutrición infantil llegará mucho más lejos. #ahoraNOpodemosparar de salvar vidas. Un abrazo de todo el equipo de UNICEF Comité Español

    1. No Aida, como siempre gracias a vosotros por ponernos los pies en el suelo, por enseñarnos lo que realmente importa y por permitirnos formar parte de ello.
      Siempre gracias a los que estáis dando la cara frente a la tragedia y al olvido.
      Un abrazo enorme para vosotros y mil gracias por dejarme participar de vuestro trabajo con mi diminuta aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.