Mamá Full Time. Un Libro Lleno de Grandes Momentos.

Cuando escribes un libro, cuentas una
historia y te planteas que lo mismo a alguien le podría apetecer leerla y
encima, lo mismo hasta le ayudaría a quitarse un peso de encima… cuando pasa
todo eso y publicas tu primer libro, te encuentras con muchas sorpresas y
algunas incluso muy agradables.
Como soy de naturaleza positiva y “buenrollista” me quedo precisamente con
eso, con las sorpresas agradables como las que estoy viviendo estos días.
Pocas cosas me gustan más que hablar,
conversar, dialogar y escuchar, sí… escuchar, ese verbo que ponemos tan pocas
veces en práctica.
Escuchar que en el fondo todas vivimos
más o menos lo mismo cuando nos hacemos madres, aunque esas experiencias nos
generen opiniones diferentes pero que al final, con el paso de tiempo, se transformen en recuerdos tremendamente parecidos.
¿Os animáis a charlar conmigo?
¡Cualquier día de estos o ahora mismo!
¡Lo que vosotras queráis!

experiencias crianza anécdotas risas

Pues eso.

“Mamá Full Time” como libro
tiene un año y un mes, más o menos.
Empezamos en grandes eventos en
Barcelona el Bloggers and Family, en Madrid la feria de Bebés y Mamás.
Grandes salas y en muchas de ellas
grandes amigas entre el público asistentes, a esto se le llama empezar con buen
pie.
Después vivieron librerías, centros de
juegos infantiles, tiendas de productos para peques e incluso ¡una peluquería!
Lugares entrañables en los que
encontrar amigos, sonrisas y complicidades.
Hace unas semanas han sido dos
escuelas infantiles donde he encontrado nuevas amistades y donde hemos
compartido nuestras historias.
Hemos charlado, nos hemos descubierto
cada uno en los ojos de las demás y nos hemos reído juntas, algunas como yo con los recuerdos algo más tamizados por el tiempo y otras viviendo esa realidad que tanto nos ha angustiado a todas.

Incluso he llegado a algunas
conclusiones con ayuda de las madres y también los padres que me han acompañado
estos días.

Risas experiencias coincidencias crianza

Como por ejemplo que…

…las experiencias comunes que tenemos
en los primeros meses de vida de nuestro primer hijo, son así: comunes.
Vamos que nos pasa prácticamente lo
mismo a todas pero como es la primera vez que nos pasa a nosotras, la situación
y las hormonas, nos pueden llegar a desbordar.

…de pronto estamos rodeados de
expertos, toooooodo el mundo nos regala un consejo y eso no siempre ayuda, no
nos ayuda, a ninguna.

…podemos intentar, de hecho lo
hacemos, seguir muchos de los consejos que recibimos aunque a veces sean
contradictorios y aunque a veces hasta nos parezcan “raros” pero sólo cuando
ponemos a funcionar nuestro sentido común realmente vemos qué es lo que
funciona y lo que no.

…la frase esa “el infierno está lleno
de buenas intenciones” vamos que sí, que nos dicen muchas ideas, sugerencias y
consejos porque nos quieren pero realmente no nos ayudan nada como piensan o
como creen.

Finalmente coincidimos en la
importancia de poner en funcionamiento dos armas secretas en esto de la crianza
que son más que recomendables desde los 0 años de nuestros hijos, en adelante…
¿no sabéis cuáles son?
¡Exacto! El sentido del humor y el
sentido común.

Imprescindibles para una crianza exitosa
en todos los sentidos… ¿el resto? Pues quizás en algunos momentos sea
importante pero nunca tanto como estas dos armas secretas… obviamente, no
digáis que fui yo quien os reveló el secreto mejor guardado de la crianza a lo
largo de los tiempos ¡hacedme el favor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =