Entre amigos, compañeros y familia
este es el mes en el que más nos estresamos a la hora de la cena. Porque hay
que quedar con unos y con otros, sí o sí, es una de esas tradiciones que parece
que estamos obligados a respetar por encima de todo y de todos.
Yo que soy amiga de celebrar lo
primero que pase por mi puerta pues fíjate que en esto de la obligatoriedad y
la imposición, me salen las ronchas anarquistas y me da muchísima pereza ¡qué
queréis que os diga!
Pero en el fondo, es divertido, es
incluso sorprendente a veces este tipo de encuentros y citas así que hay que
tomarlo con deportividad y sentido del humor y a poder ser hay que sentirse
estupenda para que nos resbale todo lo menos cómodo que tengamos alrededor… que
siempre habrá algo.
Hoy vengo en plan PersonalShopper o en
plan PorqueYoLoValgo que para el caso y en mi caso, viene a ser lo mismo.
¿Os venís de tiendas sin moveros de casa
y sin que se resienta la tarjeta? Sí, un milagro… es lo que tiene el tema
virtual…

Pues lo que os decía.
Os traigo unas cuantas sugerencias
para lucir espectaculares en las diversas cenas que nos acosan durante este
mes.
Traigo dos conjuntos distintos de sugerencias
porque no hay cosa que más me repatee el hígado que estar monísima pero muestra
de frío hasta que llego a mi destino. No sé si os ha pasado alguna vez.
Así que empiezo con sugerencias para
ir y continuo con otra tanda de ellas para cuando ya estamos…
¡Empecemos!
Fuera

Salimos de casa enfundadas en alguno de estos abrigos por ejemplo.
El negro entallado sin duda es mi favorito, aunque debo reconocer el camel tiene siempre un atractivo y una elegancia que me gustan casi para cualquier ocasión. La lana o la piel también tienen su atractivo y suelen ser de lo más ponible dándole un toque entre bohemio y tierno al conjunto, sobre todo la lana. A todo ello no podemos dejar de añadir alguna bufanda que nos envuelva el cuello y haga que el frío ni se nos acerque a la garganta y para las más previsoras y/o frioleras como yo unos guantes con los que llevar un precioso y práctico bolso como estos dos, no será una tortura. 
¿No os parece que es imprescindible estar calentitas antes de llegar al destino para que no tengamos que lamentarnos haber ido a una fiesta, casi antes de ir?

¡¡Ya hemos llegado!!
Ya estamos dentro y toca quitarse el abrigo…

Dentro

Ya veis que tengo propuestas para casi todos los gustos, reconozco que son prendas que yo me pondría sin dudarlo, sobre todo si pudiera pagar algunas de ellas y si fueran de mi talla todas ellas, eso sí, como soy de naturaleza práctica he decidido que con unos zapatos nos arreglábamos en los tres conjuntos. 
Zapatos originales, ponibles y con pinta de no ser especialmente incómodos eso sí, son unos Louboutin y no sé como andará la cuenta para comprarlos, eso también hay que reconocerlo.
Bueno, son una idea o… una inversión, depende de cómo lo veamos.
Los pantalones son la opción más cómoda siempre, al menos para mí pero ese vestido con degradado me rechifla, quizás porque soy una fan de los degradados en general.
El vestido verde tiene un corte muy favorecedor y no se me ocurre un color más navideño a la par que elegante y divertido.
Los complementos… bueno, son los que yo me pondría así que si tenéis a mano a los reyes magos o a papá noël y queréis decirles algo de mi parte estaré ¡¡encantadísima!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.