Enseñar y Aprender Inglés Hablando en Kids and Us

En plenas vacaciones de Navidad, el
colegio parece que queda muy, muy lejos, en una galaxia muy, muy lejana… más o
menos.
Hemos terminado la primera evaluación
y digo “hemos” porque últimamente la implicación de los padres en los deberes y
los estudios de los niños es mayor de lo que me imaginaba y en mi modesta
opinión es que es mayor incluso de lo que los niños realmente necesitan. 
De lo que necesitan los niños en su proceso
madurativo pero quizás sí necesitan ayuda en lo que a terminar, comprender y
aprovechar el tiempo de estudio en casa para completar lo que se queda sin explicar o explicado por encima en las sesiones de cuarenta y cinco minutos en las que se han convertido las clases, que esa es otra cuestión y precisamente de
eso vengo a hablaros hoy.
Por centrarnos un poco… ¿cómo andáis vosotros en el tema del
inglés, por ejemplo?¿al mismo nivel que vuestros
hijos?¿seguro?¿podéis ayudarles este curso con los deberes?¿y al curso que viene?

participar clases individuales

Hablando con Paloma, ya sabéis, la directora del centro Kids and Us al que acuden mis hijos, me comentaba que “cada
vez hay más colegios bilingües de titularidad pública en la Comunidad de
Madrid, es evidente que el tema del idioma, del inglés concretamente es algo
que para nuestros hijos será imprescindible en su futuro y no sólo desde el
punto de vista laboral pero también es evidente que no es fácil para todos los
niños.”

En eso estoy muy de acuerdo y no, no es fácil para todos los niños.
¿Se puede plantear entonces que la
forma que tiene Kids and Us de enfocar el idioma es complementaria a lo que
se  hace en el colegio?
“Complementaria no, adicional sí – me dice
Paloma – Y me explico.
La metodología de Kids and Us no es
un refuerzo escolar en ningún caso. 

No ayudamos a hacer los deberes ni a
aprobar los exámenes del colegio.
Contamos con una metodología integral que
simplemente piensa en la enseñanza del inglés de una manera natural y diferente.
Es conocido y compartido por todos que
la metodología escolar que se puso en práctica en la generación de los “papás y mamás Kids and Us” (como nosotros por ejemplo…) fue poco exitosa, por decirlo de
una manera suave.
Ahora contamos con la educación
bilingüe y con más horas de inglés dentro del currículo escolar pero esto es
aún reciente y no sabemos cuál será su éxito real. Esperemos que mejor que el
de “nuestra época”. Confiamos en ello, la verdad.
Pero en este sentido precisamente,
contar con la metodología Kids and Us como extraescolar garantiza un
aprendizaje real del inglés
contrastado y probado durante más de una década.
Con estudios por ejemplo de la Universidad de Barcelona o de la Universidad de
Cambridge, que comparan el aprendizaje de nuestros alumnos Kids and Us con el
de otras academias tradicionales o con el nivel de alumnos que sólo dan inglés
en el colegio y los resultados, son tremendamente concluyentes.
Además, los niños aprenden en un
entorno agradable, pasándolo bien y con todo a su alrededor adaptado a su edad.
¿Qué más se puede pedir?”


clases individualizadas metodología participativa

Pues no lo sé, la verdad es que no se
me ocurre.

Pero… ahondando más en el tema ¿en qué
aspectos hacéis vosotros más hincapié que tal vez en los colegios no se
hace?¿podéis apoyat el curriculum educativo de los niños, por ejemplo cuando en
sus centros los presentan a determinadas pruebas externas o exámenes?
Nuestro método comienza hablando
señala Paloma – luego los alumnos generan estructuras gramaticales de manera
autónoma y oral y después escribe, lo cual parece lógico sobre todo porque es
lo que hacemos para hablar nuestra lengua materna.
En la metodología tradicional
normalmente se comienza escribiendo listas de palabras o estudiando la horrible
lista de verbos irregulares fuera de un contexto o sin un sentido. Y seguro que
sin dominar la mayoría de las estructuras que se escriben, incluso se puede dar
el caso de tener que escribir algo que no se ha pronunciado antes nunca.
Normalmente los escolares saben y
aprenden a decir las palabras que les transmiten en el colegio e incluso frases
pero fallan sistemáticamente en las pruebas escritas porque se les lanza
prematuramente a la lectoescritura.
Nosotros en los centros de Kids and Us hablamos en inglés por inmersión y siempre en un entorno contextualizado y significativo,
nosotros no usamos listas de vocabulario, no usamos el idioma fuera de
contexto. Trabajamos por inmersión y procurando situaciones reales de uso.
Después aprendemos a escribir y cuando
lo hacemos, el dominio de las frases aprendidas con anterioridad hace que
podamos lanzarnos a una lectoescritura bastante compleja.”
participar jugar hablar aprender

Claro, esto es más sencillo en una
clase como la de ElCanijo que son tres niños o en la de ElMayor que son cinco.
Las clases en Kids and Us tienen un máximo de ocho alumnos y eso… se nota ¿no
Paloma?

Imagínate – me dice Paloma –  en un aula escolar, normalmente hay entre 25
y 35 alumnos. Los profesores de los colegios luchan cada día para manejar esas
ratios y para que todos los alumnos puedan llegar a participar oralmente en alguna
de las clases de inglés que se dan a la semana, una vez por lo menos y si hay
suerte… pues alguna más.
En Kids and Us no tenemos “alumnos
mudos”
ni siquiera el que se esconde para no contestar porque le de vergüenza.
Dentro de nuestros centros las clases de bebés por ejemplo son de 5 alumnos y a
partir de los 3 años son de 8 alumnos como máximo.
Se incita a los alumnos a participar
en juegos y en actividades, de diez a quince en cada sesión, donde las
preguntas y las respuestas son constantes y dentro de una dinámica, como te
decía antes, de juego e interacción. Los alumnos quieren participar y lo hacen
de forma constante durante las clases porque nuestros alumnos: hablan inglés.”
participar clases individualizadas

Eso es innegable, doy fe de ello.
Así que sí, está claro que no se aprende de la misma forma pero sí se aprende inglés, al final es eso de que todos los caminos llevan a Roma pero algunos cuesta menos seguirlos por una cuestión de sentido común, creo yo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diecisiete =