En nada los peques tienen once días de
vacaciones por delante, en menos de dos semanas toca hacer un alto en los
estudios para reponer fuerzas antes del apretón final.
Quizás muchos os escapáis de casa y de
la rutina estos próximos días de vacaciones que se acercan.
Bueno, pues por si esa escapada os
lleva a un mundo tan irreal como fantástico, el de EuroDisney… os dejo hoy la
primera entrega de nuestra experiencia el verano pasado.
¡Espero que os sea de utilidad!
¡Vamos a ello!

Nota de la autora: Todo lo que vas a
leer (como todo lo que publico en mi blog) está basado en nuestra propia
experiencia, eso no quiere decir que cuando tu vayas lo vivas igual obligatoriamente, ni mucho
menos.

Eurodisney viajar parque
Para empezar siempre es un buen momento para disfrutar de un parque de atracciones como este pero si en algún momento pensáis que vuestros hijos son muy pequeños o no lo van a disfrutar, esperad un poco, Eurodisney siempre va a estar esperándoos. Nosotros fuimos la primera cuando ElCanijo era un bebé y no se movió del carro, esta segunda vez con siete años y su hermano con once, puedo asegurar que lo han disfrutado al milímetro. Y también estoy segura de que si volviéramos… ¡volverían a disfrutar cada minuto!

EuroDisney está a las afueras de
París.

Para una escapada de dos tres días me
parece perfecto, la verdad.
Más tiempo a nosotros nos hubiera
saturado y agotado porque en el parque no paras, literalmente.
Bueno no, no es verdad, en el parque
paras durante mucho tiempo en las colas que se forman en la mayoría de las
atracciones y también es verdad que te puede pasar como a nosotros en Piratas
del Caribe que cuando nos tocaba subir… se averió la atracción.
Todo el tiempo de espera no sirvió
para nada. Salimos por una puerta y no hubo más historia porque nadie supo
decirnos si la avería iba para mucho o parecía que la arreglarían en poco
tiempo. Nada de nada.
Eso sí, no verás las colas de espera.
Verás los cartelitos con el supuesto tiempo que le queda justo desde el punto
donde está instalado el cartel pero las kilométricas filas están perfectamente
camufladas en los laterales de las atracciones, mayoritariamente techadas porque
como es obvio la climatología suele ser ligeramente incómoda como para estar a
la intemperie.
atracciones esperas parque

¿Qué hacer durante la espera?

Lo primero no perder la paciencia, ni
los nervios, ni el sentido del humor. Hemos venido a divertirnos y esto de esperar turno va
incluido en el paquete.
Nosotros las laaaaargas filas de
algunas atracciones las aprovechábamos para ir al servicio por parejas si
alguno lo necesitaba, para jugar a algo entre todos, para comentar la atracción
anterior, para ir planificando con un mapa a cuál iríamos después, para hacernos fotos chorra y para borrar las fotos que no nos
gustaban que hubiéramos hecho antes. 
Al final sí, se llega a hacer largo y
tedioso pero no es mortal de necesidad.

¿Se pueden evitar las colas?

¡¡En muchas atracciones , se puede!!
Además de la forma más sencilla que
existe: el Fast Pass y no ¡¡NO HAY QUE PAGAR MÁS!!
Algunas atracciones, no todas, tienen
posibilidad de Fast Pass, como su propio nombre indica es un pase rápido que
consiste en sacar una hora, como una cita, un intervalo de tiempo en el que tú
puedes entrar sin esperar a la atracción.
Os pongo un ejemplo: Ratatouille
Para esta atracción hay que ir
rapidito a por el FastPass porque ¡vuelan! pero una vez que lo tienes en el
bolsillo lo único que tienes que tener en cuenta es el intervalo que te marca,
por ejemplo de 17.00 a 17.15h, sabes que en esos quince minutos tu entras sin
esperar nada.
Es comodísimo poder ir enlazando
distintas atracciones con este tipo de pase, cunde mucho más el parque y te
animas a repetir atracciones. 
Sin ir más lejos esta misma Ratatouille, una de
nuestras favoritas con diferencia… pero mejor de ella os hablo el viernes que
viene con más detalle. 
atracciones esperas diversión
Si necesitáis llevar carrito para
algún peque
, preguntad en la entrada, en las taquillas, porque me pareció ver
que los tienen en el propio parque, no sé si con algún tipo de fianza o algo
parecido pero se les veía muy cómodos a los niños en ellos. Esto sobre todo si no
tenéis el vuestro por el motivo que sea.
Si llegáis al parque en tren, es
sencillo, la estación está prácticamente en la puerta. Si venís en coche, no os
asustéis los parkings son enormes y la distancia parece mayor de la que es pero realmente en un par de minutos andando os ponéis en la entrada de los dos parques, hay hasta
cintas transportadoras, como en los aeropuertos para que el camino se haga más
sencillo y más corto. 
A la entrada al parque todos vamos más animados y se nota menos,
pero a la hora de regresar a casa… las cintas transportadoras son de agradecer,
os lo digo por experiencia.
Bueno esto ha sido sólo un poco la
logística de visitar el parque, en general.
Nos queda hablar de algunas de las
atracciones, las comidas, las compras.

El viernes que viene volvemos a
EuroDisney si os apetece y si queréis dejar alguna pregunta en este post, si
puedo ayudaros respondiéndola no dudéis en hacerlo. Por mi ¡encantada!.

3 thoughts on “Viajar: EuroDisney (I) Llegamos Preparados para la Acción”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Pilar Fonseca. +info....
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios.. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

veinte − ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.