Mamás en Serie: Nancy o Reinventarse Cuando la Vida te Abofetea

Mary Louise Parker actriz Weeds
 Sí, ya sé que dedicarse a actividades
ilegales no es un buen ejemplo para tus hijos pero claro a veces las
circunstancias te arrollan como una apisonadora conducida por el famoso mono
borracho.
Hoy me vengo a la sociedad más actual
en el tiempo y el espacio. Hoy os traigo a una nueva #MamásEnSerie que
encuentra su camino de la mano del pequeño comercio.
¿Conocéis a Nancy Botwin? Si la
conocéis es que habéis visto “Weeds”, pues hoy se suma a nuestra lista de
#MamásEnSerie por poderosos motivos.

“Weeds” es una serie norteamericana
que arrancó allá por el año 2005 y “terminaba” en su octava temporada al final
del verano del 2012. Un total de 102 capítulos que no superan ninguno de ellos los
treinta minutos de duración. 
Lo de la duración de los capítulos es algo que
deberían hacerse mirar las productoras de ficción en España, no tiene ningún
sentido hacerlos tan eternamente largos y después, para mayor crueldad,
poblarlos de cortes publicitarios que nos empujan a los televidentes a
lanzarnos en brazos del streeming… ahí lo dejo.
Marihuana serie TV madre viuda

Nancy

Ella es Mary-Louise Parker, una de
esas actrices que siempre me pareció muy desaprovechada por la industria.
Encaja en el prototipo de “mujer normal” y claro, le pasa como a Marisa Tomey,
que no le han dejado demostrar su talento y ambas lo tienen de sobra.
En este caso Mary-Louise da vida a
Nancy una joven viuda que vive en una especie de barrio genial con gente genial
y vidas geniales, nada más lejos de la realidad. Las miserias de cada uno, los egoísmos,
las envidias, afloran en cuanto se rasca un poco la superficie, como lo hace la
amistad, la empatía y la piedad… aunque no siempre donde se le espera, como es
lógico.
No sé tampoco que pasa con Jeffrey
Dean Morgan
, uno de esos actores que parecen empujados a personajes que
fallecen en seguida por causas de lo más diversas, le pasa un poco como a Sean
Bean que cuando le ves en una película ya piensas que antes o después se lo van
a cargar.
Su marido muere de forma inesperada y
ella se queda en una casa, con unos hijos y una forma de vida que no sabe cómo
mantener pero a la que no quiere ni renunciar ni obligar a renunciar a sus
hijos.
Mary Louise Parker marihuana
Se supone que está ambientada en una
ciudad californiana de ficción pero se puede parecer mucho a muchas ciudades “pseudo-pijas”
de extrarradio, la verdad es que conozco algunas pero en el fondo el entorno no
significa mucho, es artificial a medida de unas necesidades creadas a sus
habitantes/consumidores.
Lo importante son las relaciones y las realidades, lo
que se esconde tras las sonrisas de dientes blanqueados, lo que piensan las
cabezas de melenas oxigenadas, lo que venden y compran las manos de manicura
francesa. Lo que parece que no está pero lo que finalmente sostiene el
entramado de muchas vidas.
Se supone que es una comedia pero como
suele pasar, cuando rascas tras las risas superficiales, sale una situación
triste como poco, a veces incluso dramática.
Nancy tiene que lidiar con los cambios
en su modo de vida, su economía, su familia, los cambios en las mentes y los
cuerpos de los dos hijos del matrimonio que van avanzando en su duelo y
siguiendo con sus vidas. 
Tiene que lidiar con un entorno hostil que bajo la
mano misericordiosa esconde el puñal más afilado para clavárselo cada vez que
se da la vuelta y claro, Nancy tira por la calle del medio y se aprovecha
precisamente de las miserias de esos vecinos tan perfectos que la rodean y de su debilidad, de sus adicciones, ella hace su negocio y mantiene su vida y la de sus dos hijos. Dicen que las penas con pan son menos y se ve que Nancy esto lo tiene muy en mente.

¿Si me está gustando? Sí, me está
gustando desde el punto de vista interpretativo, de guión y de producto final,
me gusta la ironía ¡qué le vamos a hacer! 
Es entretenida y recomendable para pasar un buen rato. No, no creo que pase a la historia de las series pero no está mal, la verdad.
Ya como ejemplo a seguir… pues hombre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =