salir campo naturaleza kids

El otoño y la primavera son las dos
estaciones en las que más nos gusta salir a pasear a la naturaleza, al bosque,
al campo.

Los colores del entorno son
completamente distintos, anuncian un cambio. En otoño parece que todo se
ralentiza, se prepara para un largo sueño durante el invierno. En primavera es
la eclosión de la vida que toma fuerza y lo muestra con todas sus ganas.
Salir con los niños en esta época del
año puede ser una actividad muy gratificante, os proponemos unas escapadas de
otoño
para llenar bien los pulmones de naturaleza y recargarse de la energía
que nos ofrecen los árboles, las plantas, los animales que vamos a encontrar.

Un poco de previsión por nuestra
parte es imprescindible. Buscar el sitio al que vamos a dirigirnos con ellos, en casa, el día
anterior por ejemplo, puede ser un inicio divertido de una actividad en
familia.
Muchas veces hablamos del déficit de
naturaleza que presentan las generaciones de nuestros hijos
, así que la excusa
de salir a caminar, a recorrer entornos naturales antes de que lleguen los
fríos del invierno es perfecta para planificar una escapada.
Puede ser un fin de semana entero o
algo más cercano para ir y volver en el día, eso dependerá de nuestras ganas y
nuestras circunstancias. Lo que siempre tendremos que preparar con cierta
sensatez es:
  • Una mochila pequeña que se adapte a
    cada caminante
  • Una botella para llevar agua, una
    para cada uno, para que podamos responsabilizarnos cada uno de la nuestra
  • Un calzado cómodo y seguro que nos
    aísle del agua pero que nos permita transpirar
  • Un par de calcetines limpios de
    repuesto, cada uno en su mochila
  • Un bastón para caminar para quien le
    resulte más cómodo, no es obligatorio pero puede ser útil
  • Alguna bolsa de zip donde llevar
    algo para el camino como unos frutos secos o frutas secas para recuperar las
    energías en alguna pausa del camino
  • Ropa cómoda, mejor que nos podamos
    quitar y poner con facilidad, por “capas” para regular de manera más sencilla
    nuestra temperatura

salir naturaleza bosques paseos

Al camino

Tenemos opciones más que interesantes
para salir al campo con los niños, os dejamos algunas de ellas para los
próximos fines de semana de otoño, por ejemplo.

Hayedo de Montejo

Nos encanta recorrer este paraje en
otoño porque si ya de por sí las hayas tienen un aspecto imponente, con los
colores rojizos de esta estación son aún más mágicos y  más sorprendentes.

Monfragüe

Siempre es un buen momento para ver a
los buitres y las cigüeñas negras que viven en Monfragüe, un paseo hasta Cerro
Gimio para poder verlos casi desde su altura. Imprescindibles los prismáticos
para disfrutar aún más.

Cañón de Río Lobos

Si conseguís ir un momento en silencio
cuando esteis caminando paralelos al río no os asustéis del tremendo bullicio
que a veces montan las ranas que viven tranquilas escondidas entre los juncos
de las orillas. Y por supuesto, la ermita templaria está cargada de historias y
leyendas que merece la pena descubrir antes de visitarla.

La Pedriza

Parece mentira que tan cerca de una
tremenda ciudad como es Madrid nos encontremos sitios como estos en los que
merece la pena detenerse, recorrerlos y descubrirlos con nuestros hijos. Un
paseo matutino, comer en algún pueblo cercano, recorrerlo después y volver a
casa, puede ser un planazo si vivís más o menos cerca de esta zona.
Bueno, ya tenemos planes para
solucionar la falta de contacto con la naturaleza que la generación de nuestros
hijos está padeciendo.

¡Qué las disfrutéis mucho!

5 thoughts on “Nos calzamos las botas y salimos al campo: Excursiones de Otoño con los Niños”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.