¿Y si compartimos los libros? Literatura juvenil con la que disfrutamos los adultos

leer literatura buena edad
¿Sabes ese momento en el que puedes ir
pensando en compartir los libros con tus hijos? Bueno, pues ese momento llega y es
divertido poder comentar un libro que nos hayamos leído los dos y eso que nunca
es el mismo libro porque no son los mismos ojos los que lo leen
, eso también es
cierto.
Hoy os traigo algunos de esos libros,
de esos libros con los que compartir aventuras, fantasías y grandes charlas e
incluso discusiones después.

Si os gusta leer… ¡este es vuestro
post!

Sobre todo hablamos de libros de
fantasía, algunos de ellos incluidos en el plan lector de 1º de ESO como pasa
con “Las Crónica de la Torre” de Laura Gallego, una autora española de la que
ya hemos hablado en este blog.
Primero le leí yo por curiosidad y la
disfruté también, este año ElMayor se ha encontrado con ella en su primer año de instituto. Para algunos niños ha sido un descubrimiento pero otros ya la habían
leído y conocían a Fenris, el elfo, e incluso habían visitado Idhun, un viaje por cierto para el que
nunca se es demasiado mayor.
De Jordi Serra i Fabra habremos leído
decenas de libros cuando éramos niños y a nuestros hijos les está pasando lo
mismo. Es un autor muy prolijo y reparte su tiempo y su talento entre
literatura infantil, juvenil y la mal llamada de adultos, como si las otras dos
no tuvieran la misma importancia.
Uno de sus libros destinado a los
jóvenes formó parte de nuestro Uno al Mes y la aventura de estos tres hermanos buscando “El corazón de Jade” os aseguro que se disfruta muchísimo,
independientemente de la edad que se tenga.
leer disfrutar compartir hijos padres
Otro de los clásicos de muchas
generaciones y durante mucho tiempo es sin duda “La Historia Interminable” de Michael
Ende
, un libro que hemos leído muchos cuando eramos más jóvenes y que releemos
muchos de nuevo cuando hemos cumplido unos años, poco hemos cambiado en todo lo
demás. La historia de Fantasía y la necesidad de que sus fronteras nunca
dejaran de crecer fue una de las reflexiones que llevaron a una niña en torno a
los 15 años a ponerse delante del papel y empezar a buscarle un nombre a su
historia y no solo a la emperatriz infantil.
La niña se llama Arancha y las nuevas
fronteras de Fantasía, limitan por el norte con un reino nuevo llamado “Neimhaim”.

Arancha Serrano: Un mundo llamado “Neimhaim”

Hace un año más o menos, Arancha publicaba su primera novela. Una novela en la que había estado sumergida
durante 20 años y que después de reducir y redactar se quedó en torno a las 800
páginas.
A los 15 años escribió su primera
historia sobre viajes y ciencia ficción que no ha publicado y de momento no
piensa sacar del cajón.
Ahora está embarcada en la segunda
parte
de esta historia de magos y guerreras, la historia de un pueblo que huele
a frío nórdico y suena a dioses vikingos y quizás el 2017 llegue con una
segunda publicación bajo el brazo.
“Neimhaim” será una saga de cinco
libros
, según la propia autora y cada uno de ellos hablará de una generación
diferente. Los personajes protagonistas de la primera entrega aparecerán en la
segunda pero de una manera más secundaria.
Para una niña que disfrutaba pasando
la tarde leyendo en la biblioteca que había cerca de su casa, terminar
escribiendo y describiendo un mundo a su medida era algo lógico. Pasar el rato
delante del papel escribiendo o dibujando las imágenes que Arancha tenía en la
cabeza era algo habitual y que no sorprendía a nadie, aunque su madre se
preguntara más de una vez por qué la niña no dedicaba el mismo tiempo a otros
asuntos quizás más productivos ¿no os sentís un poco reflejadas en esa actitud maternal?
Hoy la madre de Arancha es una de sus
mayores fans, de hecho fue la primera de la familia que leyó el libro cuando ya
estaba terminado y quedó encantada con la imaginación y la forma de expresarse
de su hija. Esa niña que leía cómics y disfrutaba con las artes marciales tanto
como con los juegos de rol ahora es una mamá de un niño que lee “Las Crónicas de Narnia” y disfruta de los cómics y los mangas como hacía su madre a su edad y como sigue haciendo ahora.
Arancha está ahora con la segunda parte, lleva con esta nueva etapa de la historia desde
principios de 2016 aunque no van a ser los mismos protagonistas. De hecho, ella misma nos contaba que las sagas de
Neimhaim van a ser cinco libros y cada uno de ellos es la historia de una
generación diferente. Los personajes ya conocidos aparecerán de manera más
secundaria, dando paso a nuevas caras, nuevas vidas y nuevas historias.

Neimhaim literatura juvenil

Bueno pues ya veis, eso de la
literatura juvenil es evidente que no tiene edad límite
. Algunos cuando
empezamos a leer, no solemos dejarlo por una cuestión de etiquetas, la culpa
siempre la tiene la falta de tiempo, el resto es completamente accesorio.
Buena o mala literatura y llegada una
edad, todo el tiempo del mundo para disfrutarla ¿se puede pedir más?

2 opiniones en “¿Y si compartimos los libros? Literatura juvenil con la que disfrutamos los adultos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + trece =