edad niños música adultos
Esa es la eterna pregunta “¿Qué es y qué no es adecuado o apto para los niños?” porque damos por hecho que hay cosas que lo son y cosas que no lo son y personalmente creo que hacemos muy bien en ser precavidos. Pero no seamos mojigatos.
Desde música a cine pasando por
literatura, muchos son los ejemplos que me vienen a la mente y seguro que
vosotros conocéis aún más de productos culturales “de adultos” que realmente “devoran” nuestros hijos. 
Podemos ponerlos en común y ver cómo han funcionado
con nuestros respectivos vástagos y además, seguro que se nos ocurren grandes
regalos de este tipo para los más pequeños de la casa.

No soy yo muy fan de las novelas o las películas de terror pero sí me gusta cuando se adaptan contenidos de adultos a las necesidades de nuestros hijos.
Empezando por la literatura me
encontré con un artículo en el que hablaban de la adaptación del universo de H.P. Lovecraft como material didáctico infantil. Sí, uno de los escritores
norteamericanos más importantes y que ha desarrollado su obra en los terrenos
del miedo y el terror adaptado para enseñar a los niños ¿a asustarse?
Pues no, precisamente a eso no.
Ha sido una idea de dos artistas
norteamericanos que se han propuesto que los más pequeños vean a Lovecraft con
otros ojos, al menos hasta que crezcan,
“C is for Cthulhu” es el título del
libro que han publicado Jason Ciaramella y Grag Murphy. El libro que les habría
encantado haber leído a sus propios hijos cuando eran bebés.
En música ya os hablé de la serie dedibujos animados producida por Netflix, “BeatBuggs”, en la que las canciones de The Beatles
forman parte de las tramas que viven los personajes.
Nada de adaptación de las canciones,
versiones realizadas por cantantes conocidos como Shia o Robbie Williams,
cantando temas tan reconocibles como “Help” o “Lucy in a sky of diamonds”. Es
una forma genial de acercarles a uno de los grupos míticos de la música de
todos los tiempos.
compartir conversar madurar explicar
En cuanto a películas, ya me conocéis.
Soy de las mamás que piensan que no sólo las películas infantiles son perfectas
para mis hijos, hay películas para adultos que sin embargo les entretienen, les
hacen pensar, les interesan, les divierten y les sorprenden como a cualquiera.
Larga es ya la lista de posts cargados con “Películas para niños que crecen” y
las que nos quedan por añadir.
Y hace poquito me encontraba con un
tuit de la periodista Eva Orúe sobre esos libros que no siendo infantiles
resulta que los leemos a nuestros hijos o nos los leyeron a nosotros en su
momento.
libros adultos leer niños

Antes de tiempo

No creo que me hayan quedado secuelas
de esas que ya no hay quien las supere por haberme leído algunos libros antes
de tiempo
, de hecho, creo que tendemos a la sobreprotección de nuestros hijos
cuando están delante de nuestros ojos. Lo que nos anima a no creer que cuando
no les veamos no sean esos angelitos que tenemos delante. Lo de ojos que no ven
corazón que no sufre
en esto de la maternidad es más real de lo que nos
podríamos imaginar.
A lo que voy, me leí antes de tiempo “Las
aventuras de Tom Sawyer” de Marck Twain
que se supone que está recomendado a
partir de los doce años, yo creo que no había cumplido los nueve cuando me lo
leí. No entendí algunas cosas es cierto pero más que por la falta de años, creo
que fue porque la edición del Círculo de Lectores que había en mi casa no
estaba adaptada para el español medio de aquel entonces (de aquel entonces me
refiero a cuando mi padre compró el ejemplar…).
No tenía edad para leer “Tuareg” de
Alberto Vázquez Figueroa
cuando lo leí y tampoco creo que la tuviera para
leerme “La Colmena” de Camilo José Cela la primera vez pero seguro que de ambos
aprendí más que de los libros que se supone que debía leer por los años que
tenía como eran las aventuras de Puck, de Los Cinco o de Los Siete Secretos,
con los que me lo pasaba estupendamente es cierto pero de las que no me quedaron
imágenes tan concretas en mi memoria después de leerlas.
Madurez comprensión edad
Tampoco tenía edad para meterme en “La
cabaña del tío Tom” de Harriet Beecher Stowe
 y ahora que ya he cumplido
algunos años desde que lo intenté la primera y única vez, ni siquiera me planteo retomarlo, sigo sin
tener edad ni estómago… lo mismo no es cosa de la edad y no es que le quite
mérito al libro quizás sea que yo no vengo preparada de serie para leer
historias tan tremendas, puede ser.
Pero ya veis que no todo tiene que ser para niños y sin embargo sí hay libros, películas o incluso músicas que no deberían leer, escuchar o ver hasta que no tengan capacidad para entenderlas y eso no siempre está relacionado con cumplir años ¿no os parece?

8 thoughts on “¿Qué es y qué no es para niños? Cultura de adultos que devoran nuestros hijos”

  1. La última serie que les ha puesto el papá porque le maravilla es Más allá del Jardín (Over the Garden Wall). Cuando la vi me di cuenta que era totalmente para adultos, pero a mis hijos les ha fascinado. Se la han tragado toda en dos días y ahora están repitiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.