Ni catarros ni resfriados, yo corto por lo sano: Cortagrip

medicina innovación prevención
¿El invierno está siendo especialmente
pesadito con los catarros y los resfriados? ¿Cuántas veces habéis caído en casa
en lo que va de año? Yo me he propuesto batir todos los récords este año, no
tengo rival, voy en cabeza…
Hasta ahora que acabo de encontrarme
con el arma definitiva para acabar con el moqueo constante al que me somete mi
nariz.
¿Conocéis CortaGrip? Pues dejadme que os cuente y ya si eso luego me lo
agradeceis.

Desde finales del otoño más o menos mi
relación con los pañuelos de papel y los rollos de papel higiénico cuando estoy
en casa
, se ha convertido en una relación intensa. Mucho, demasiado para mi
gusto, excesiva ¡una pesadez!
Moqueo, congestión, ojos llorosos, una
especie de globo en la cabeza, quizás alguna decimilla de fiebre despistada e
incluso un proceso de tos de esa tos maravillosa que sobre todo te ataca cuando
estás acostada. Esa es la que más nos gusta a todos, a los que la padecemos y a los que duermen a nuestro lado.
Beber mucho líquido, descansar lo que
se pueda y cuando se pueda, algún analgésico, un antitusivo para poder dormir
(en teoría porque a mí se me pasa el efecto a eso de las tres de la mañana y
empiezo con el recital…)
y toda la gama de remedios caseros para el resfriado y
el catarro común que no consiguen que como mínimo una semana o semana y media
ande como alma en pena.
Hasta ahora.

CortaGrip: mi nueva arma
secreta

Sí, tengo un arma y sé cómo usarla y
si funciona como dice el prospecto creo que los días de catarro y resfriado se
van a reducir mucho, muchísimo a partir de ahora. Y no, no es que sea tan
secreta porque ya estoy aquí contándoos las bondades de CortaGrip.
Pocas cosas son más complicadas que
cuidar de los demás cuando te encuentras mal. Que no es que estés para meterte
en la cama y olvidarte del mundo aunque sea eso lo único que te apetezca pero
no estás bien, no estás al cien por cien y encima tienes niños que te
necesitan.
medicina innovación eficacia cortagrip
Por eso productos como este pueden ser
grandes aliados. Por un lado para que si te ha cazado el resfriado, dure menos
y sea menos pesado
y por otro lado, para evitar que te “colonice” el virus
cuando viene algún estornudo del colegio, algún moco sospechoso o alguna tos
despistada.
Además, Costagrip se puede utilizar a
partir de los cuatro años así que a ellos también les puede ayudar a que los
catarros duren menos y no se solapen unos con otros
que a veces sabes cuándo
empiezan a llegar pero no cuando terminan. ¿Sabéis que pasamos una media de 21
días al año resfriados? Pues yo no lo sabía y me parecen muchos días de
encontrarnos mal aunque creo que en mi caso estoy por encima de la media,
sobre todo este año que está estaba siendo especialmente pesadito.
Ya lo habéis visto, se trata de un
spray bucal que combina la acción del glicerol con la de la enzima tripsina y
que desarrolla una doble función: reducir la duración del resfriado (para eso
tienes que usarlo en el momento en el que notes los primeros síntomas: un picor
de garganta, un poco de moqueo…) y prevenir y reducir el contagio (algo muy de
agradecer cuando estamos expuestos al resfriado en casa o en el trabajo).
Para que os quede aún más claro cómo
es el funcionamiento de Cortagrip os dejo este video que no dura ni un minuto
pero que lo mismo os ayuda a que los resfriados y los catarros pasen de largo
cuando os vean llegar en su compañía. Yo ya lo tengo en la mesilla de noche por
lo que pueda ocurrir. No me vuelven a pillar desarmada ni los virus ni las
toses ni los mocos ¡madre preparada vale por dos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =