salud prevención azúcar excesiva
Volvemos a hablar de azúcar en el blog
porque es necesario y porque es preocupante como nos está afectando.
El azúcar nos sigue dando malas
noticias
y no nos gusta pero parece que no queremos tomar medidas al respecto.
Algunos lo intentamos desde hace tiempo, no es fácil pero por lo menos vamos
consiguiendo reducir el consumo de azúcar en nuestros hogares, en las dietas de
nuestras familias, en el plato de nuestros hijos pero es innegable que queda mucho por hacer.

No es cosa sólo de nuestro país o de
nuestra dieta, no es un problema sólo de los niños o las familias españolas, empieza a ser una pandemia generalizada en el mundo occidental.
Estos días en “The Guardian” podíamos leer que los niños ingleses toman la mitad de la dosis de azúcar diaria antes
de salir de casa por las mañanas.
En el desayuno habitual de los niños
británicos hay en torno a los 11 gramos de azúcar, sobre todo en forma de
cereales azucarados, bebidas azucaradas y pastas alimenticias.
Pero lo que debería sorprendernos aún
más es que los padres de esos niños británicos, consideraban que el desayuno de
sus hijos era saludable entre otras cosas porque no se habían parado a sumar la cantidad de
azúcar que tomaban sus hijos sólo en el desayuno, en esa pequeña pero importante comida.
El momento del desayuno, cuando los
adultos se preparan para ir al trabajo, cuando los niños tienen que salir casi
corriendo para ir al colegio, cuando falta tiempo para todo, parece que no es
el mejor momento para plantearnos una dieta algo más sana y sobre todo más baja
en azúcar.
No tiene por qué ser así, podemos
tomar medidas tan sencillas como es adelantar diez minutos la hora de
despertarnos (aunque eso implique también que nos acostemos un poco antes, por
ejemplo) y tener en cuenta que las posibilidades para poner en la mesa del
desayuno pueden ser muchas más que las tradicionales y no nos va a robar mucho
más tiempo prepararlas.
En la web de  24 zanahorias tienen un montón de
ideas y propuestas para poner encima del pan, por ejemplo del pan del desayuno.
Podéis echarles un vistazo y tomar nota, tienen una pinta muy apetecible y
desde luego mucho más saludable.

Desayuno, comida y cena
hiperazucarados

Eliminar azúcar excesiva alimentación
Sacar el exceso de azúcar de nuestros desayunos, de nuestras comidas y de nuestras cenas no es nada fácil, en eso
estamos de acuerdo pero tampoco es algo imposible.
El campo de las verduras en conserva
ha sido el último en el que se ha comprobado el exceso de azúcar, sí, demasiada
azúcar en las conservas de verdura, incluso en las de verdura ecológica
.
Los datos provienen de la
investigación realizada por Foodwatch a partir del análisis de 170 latas
distintas de verduras (guisantes, zanahorias, maíz,…) en el que pudieron
demostrar que en un 46% de ellos había azúcares añadidos. Un exceso de azúcar
en su elaboración.

La recomendación es sencilla: limitar
el consumo de estos productos elaborados y leer atentamente el etiquetado de
los productos que consumimos para no llevarnos a casa sorpresas
perjudicialmente dulces.

Para tratar de reducir el consumo de
azúcar y todo el problema de salud que conlleva, se pueden y se deben tomar medidas sencillas que modifiquen nuestros hábitos más negativos. No se trata de hacer
cambios puntuales, no estamos hablando de hacer dietas, sino de cambiar, planificar, organizar y pensar
los menús, las compras, las propuestas y las elaboraciones.
Imprescindible que incluyamos
vegetales bajos en hidratos de carbono tanto en la comida como en la cena cada
día. Necesario que incluyamos alimentos
bajos en almidón y ricos en carbohidratos complejos de asimilación lenta.  
Fundamental que abunden las fuentes de
proteínas saludables en nuestra alimentación. Además de carne y pescado, huevos
o lácteos es importante que incluyamos las legumbres en nuestra dieta por todo
lo bueno que nos aporta su consumo.
Ir sacando poco a poco el azúcar excesiva de nuestra dieta es un empeño a largo plazo en el que necesitamos grandes dosis de paciencia, pero el esfuerzo bien merece la pena si tenemos en cuenta los beneficios que reportará a nuestra salud.

2 thoughts on “El azúcar sigue dándonos malas noticias”

    1. Sí, entiendo que cuesta al principio pero después, poco a poco, se va convirtiendo en una rutina.. digo yo..
      Por aquí seguimos en ello pero con altibajos.. para cuatro personas, dos de ellos niños, la cosa se complica, al menos a nosotros.. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.