Mañana empieza todo, y más cuando eres padre

comedia familiar francesa paternidad
El viernes se estrena Mañana empieza
todo
 y sí, tengo especial cariño por el cine francés para que engañarnos a
estas alturas.
No, no es una película cien por cien
infanti
l pero es de esas películas que antes o después veré con mis hijos, una
tarde de cine en familia riéndonos de las aventuras y desventuras de este padre
cuando descubre que lo es y cómo se enfrenta a esta nueva situación.
En Francia ya la han disfrutado tres
millones de espectadores y en Alemania casi un millón. Es evidente que va
dejando un rastro de buen cine por donde se estrena.
Por si os animáis a verla,
a España llega el viernes pero yo os cuento más cosas ahora mismo ¿para qué
esperar más?


Es la segunda película que dirige Hugo
Gélin
, uno de los jóvenes realizadores franceses que le están dando una vuelta
al cine galo.

Está protagonizada por Omar Sy,
Clémence Poésy, Antoine Bertrand y la pequeña Gloria Colston, pequeña en edad
pero no en calidad como actriz. Por lo visto ha sido una más que agradable
sorpresa la calidad que le ha dado Gloria a su personaje.
A veces las historias que se esconden por
debajo son tan interesantes como las que salen a la luz, como le pasa por ejemplo
a la elección del título de la película Mañana empieza todo.
El director comentaba en una
entrevista que “se trata de una frase que mi abuela decía siempre”. Su abuela
era actriz y productora y a sus 88 años seguía acudiendo al teatro todas las
noches, además “tenía una galería de arte en la que exponían jóvenes artistas”.
Una semana antes de comenzar el
rodaje, Hugo Gélin, le comentó cómo iba a llamarse la película en su honor, un
pequeño homenaje familiar que a ella le encantó. La pena es que falleció dos
meses después y no pudo ver en vida ni el título ni la película de su nieto.
¿No os parece una historia que casi merece una película propia?

Porque es verdad, mañana
empieza todo

película comedia paternidad francesa
Al menos eso le pasa a Samuel, el
protagonista de la historia, y ese nuevo “todo” no se parece en nada a lo que
ha vivido hasta ese momento.
Samuel es joven, guapo, soltero,
conquistador, un “bont vivant” que disfruta de la vida que tiene en la costa
francesa.

Un día todo cambia, Samuel se
convierte en padre de la noche a la mañana y sus esfuerzos por querer dejar de
serlo le hacen convertirse poco a poco en algo que nunca podrá abandonar, le
cambia por completo, le da la vuelta como a un calcetín. Son las cosas de la
paternidad, para algunas es pérdida de calidad de vida…

Pasan ocho años y la historia de
Samuel y su hija vuelve a complicarse pero eso mejor… lo veis en el cine que
tampoco se trata de liarme aquí a haceros spoilers de toda la película ¿no?
¡Pues eso!

“Me conmocionaba la historia de este
hombre que decide dedicar su vida a su hijita. Me recordaba a algunas
películas, como La vida es bella de Roberto Benigni, o En busca de la felicidad de Gabriele Muccino, que llevan a escena de manera maravillosa historias de
parejas de un adulto y un niño. Además, me pareció que, con este padre
improbable, este amigo de gran corazón y esta madre que vuelve y a la que no
quiere nadie, había realmente material para contar una historia divertida y
cargada de emoción.”
Hugo Gélin.

Un Samuel “Intocable”

estreno comedia francesa paternidad
Samuel está interpretado por Omar Sy
al que muchos conocemos por su magnífico papel en Intocable una de las
películas incluidas en nuestra lista de “cine para ver con niños que crecen”.
Omar, en palabras del director de la
película, es uno de esos actores que crean buen ambiente y que trabajan mucho
en equipo y eso siempre termina filtrándose en el resultado final.

“Me encantaría que todos los niños
sueñen con Omar Sy, como padre y que todos los padres piensen que podrían tener
una hija como Gloria.”
Hugo Gélin.

Lo primero en lo que se implicó fue en
apoyar y ayudar a la pequeña Gloria, la niña debutante en esta historia, algo
que ha conseguido ya que según el director “ahora se adoran”.
Trabajar con niños es muy complicado
cuando no se sienten cómodos, de hecho Hitchock siempre trataba de evitar
trabajar con niños en una película porque son transparentes, si no están a
gusto se les nota y lo hacen notar.
Gloria se estrena con esta película y tiene
talento y curiosidad a partes iguales, además se deja enseñar y admite las
correcciones, según comentaba el director de Mañana empieza todo.
Y no es nada fácil teniendo en cuenta
entre otros aspectos lo mucho que se ha rodado en escenarios naturales de
Londres, en Picadilly, en Notting Hill, en Shoreditch en pleno East End. Las
dificultades propias de salir del plató se suman a las dificultades para concentrarse
en entornos naturales y aún más para una niña como Gloria que se estrena con un
personaje protagonista como este.

Mañana empieza todo viene cargada de
ternura, risas, alguna que otra lágrima en algún momento, situaciones que nos
resultarán quizás familiares a algunos y grandes dosis de empatía y
comprensión. Tiene pinta de ser de esas películas que te dejan con una sonrisa
en los labios cuando sales de la sala y con ganas de darles un abrazo a tus
hijos también ¡ya me contaréis!

4 opiniones en “Mañana empieza todo, y más cuando eres padre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 3 =