La salud de los ojos: alimentación y cuidados para todos

cuidados ojos niños verano

Una charla en una de las clínicas oftalmológicas más conocidas y reconocidas de Madrid, la Clínica Rementería, a cargo de Marián García que además de “boticaria” es también optometrista, ha sido la culpable de que ahora os cuente al menos una parte de lo que ella nos contó.

Lo que iba a ser una ampliación en el
post de la semana pasada sobre trajes de baño y cremas solares resulta que ha
crecido y se ha convertido en un post con vida propia porque hay mucho que
contar al respecto.
Mucho y muy interesante, como son
siempre sus ponencias y mucho que aprender, cambiar y añadir a
nuestras costumbres para cuidar la salud de nuestros ojos. Empezando por hacer
un descanso de tanta pantalla de ordenador… perdonad pero me voy a mirar por la
ventana veinte segundos, ahora vuelvo y os cuento.

Ya sé que se acaba el curso y que
hablar de fracaso escolar no es muy agradable pero ¿vosotras sabíais la
relación que existe entre el fracaso escolar o el bajo rendimiento
académico y la mala visión del niño
? Bueno pues es una relación directa, muy
directa y mucho más frecuente de lo que intuía yo así que quizás este sea el
momento de pedir cita con el oftalmólogo y prevenir antes de que arranque el
nuevo curso dentro de unos meses.
Parece que en general los padres y las
madres españolas tenemos un poco desatendida la vista de nuestros hijos
según
los datos que expusieron en la charla desde la Clínica Rementería, la miopía se
está convirtiendo en la nueva pandemia europea.

Es curioso que en el sur de Europa
sean miopes en torno a un 35% de la población
mientras que en el norte el
porcentaje sube al 50%
, es curioso pero tiene una poderosa razón.

En nuestra casa desde luego estamos
más cerca de la media del norte de Europa. De los dos niños uno tiene miopía
desde hace ya unos años y sí, el comentario de “mamá, es que no veo bien la pizarra” fue definitivo para que le
lleváramos al oftalmólogo por primera vez.
Hace 60 años, la miopía en China sólo
afectaba a un 20% de la población, en este tiempo la cifra ha aumentado hasta
situarse en el 80% de la población con problemas de visión relacionados con la
miopía. Es un salto tremendo ¿verdad?

cuidados vista salud ocular
Pues la razón es bien sencilla el
problema es que no es tan sencillo evitarlo por nuestra forma de vida, por
nuestros hábitos, por nuestro modo de trabajar y estudiar, por las herramientas
que nos estamos dando y por la metodología que estamos desarrollando.
Vamos que no es sencillo apagar las
pantallas
que iluminan nuestra vida diaria y que nos están conduciendo a una
miopía generalizada y no, no me estoy poniendo tremendista, ya lo veréis.

Tiempo libre al aire libre

 gafas sol gafas agua verano
Hay que salir, hay que ampliar nuestro
campo de visión. El ser humano no ha evolucionado tanto como para abandonar los
espacios abiertos en los que ha desarrollado su vida y su actividad desde hace
siglos.

Los niños pasan cada vez más tiempo en
casa o en lugares cerrados, estudiando pero también disfrutando del tiempo de
ocio y así son mucho más propensos a que aparezca y se desarrolle la miopía.

Quizás no sea tanto por la pantalla en
sí sino por el entorno, la distancia demasiado corta y el exceso de tiempo de
utilización que obliga a un trabajo acomodativo a su sistema visual, totalmente
excesivo.
Según la Academia Americana de
Pediatría
debería prohibirse el uso del móvil o la tablet siempre a los menores
de dos años
, de dos a cinco años la utilización de estos dispositivos debería
limitarse a una hora diaria y a partir de los seis años aplicar el sentido
común y el equilibrio y mantener siempre la pantalla a un mínimo de 40
centímetros de distancia de nuestros ojos.
Siempre, no hay excepciones.

Según el Informe Anual de la Seguridad
Social de 2015, en torno al 12% de los menores de 14 años en nuestro país no
realiza ningún tipo de actividad física en su tiempo libre. 

Si tenemos en
cuenta que habitualmente las actividades físicas son las que nos sacan al
exterior podemos suponer que ese tanto por ciento de niños no pasa demasiado tiempo
fuera de casa, sus ojos seguro que lo notan y no es algo que en la
adolescencia se mejores precisamente, los datos dicen que es justo al
contrario.

Hay que salir al exterior, hay que
mirar al horizonte y por supuesto hay que protegerse los ojos porque nuestra
relación con el sol va a ser muy importante para nuestra salud ocular.

gafas sol filtros salud vista

Las gafas de sol infantiles son muy
necesarias pero tienen que ser de calidad, deben contar un filtro protector
además del tinte de color
que vemos en el cristal. ¡Mucho cuidado con las gafas
que compramos en establecimientos que no están especializados!
Si las gafas tienen ese tinte pero no
tienen filtros, los daños en los ojos de nuestros hijos pueden ser importantes
y eso sólo podemos evitarlo comprando estos artículos en establecimientos de
confianza porque no se trata sólo de que vayan guapos, se trata sobre todo de
que vayan bien protegidos.

Gafas para largas e intensas
exposiciones solares tanto en el campo como en la playa, la piscina o la
ciudad.

Y por supuesto para la playa y la
piscina, no nos olvidemos de las gafas de baño que además deben tener siempre
los filtros UVA y UVB
para proteger nuestros ojos, sí más importante de lo que
imaginamos ese efecto “lupa” del agua para los rayos solares y por tanto para
dañar la salud de nuestros ojos y de los de nuestros hijos. 

Comer mejor para ver mejor

Alimentación sana vista ojos
Si tenemos en cuenta la necesidad de
gafas con protección tanto para estar en el agua como en la arena de la playa y
si nos proponemos dejar un poco aparcadas las pantallas en nuestra vida diaria,
sólo nos queda la prevención que no es precisamente ninguna tontería.
Para eso, para prevenir en lo que a
salud ocular, la alimentación es algo que puede ayudarnos mucho y no es
especialmente complicado conseguirlo.
Para empezar: más brócoli en la mesa.
Porque el consumo de brócoli puede aumentar en un 30% la densidad del pigmento
macular del ojo, según los últimos estudios realizados desde el Hospital
Universitario Doctor Peset de Valencia
.

El brócoli puede ser consumido
frecuentemente sin generar excesos, sin producir colesterol y sin aportar
grasas a nuestra dieta.

Los vegetales de hoja verde son
importantes a la hora de cuidar la visión de grandes y pequeños, pero sin duda
el brócoli, entre ellos, es lo mejor que podemos elegir.

De hecho los alimentos de color rojo y
de color verde deberían suponer el 25% de los que comemos a diario, pero aún no
hemos tomado consciencia de esa necesidad.

Hay otros alimentos a tener muy en
cuenta como la yema de huevo o el salmón que tienen una carga importante de
Omega3, los tomates que son ricos en licopeno o los frutos rojos en general que
están cargados de antioxidantes beneficiosos para nuestros ojos, el aguacate es
una magnífica fuente de vitamina E así como las nueces de Brasil y las pipas de
calabaza
lo son de Selenio y Cinq, dos componentes que se sabe que también son
positivos para la salud ocular.

Bueno, teniendo en cuenta todo esto es
mucho más sencillo cuidar la salud de nuestros ojos durante este verano
¿verdad?

15 opiniones en “La salud de los ojos: alimentación y cuidados para todos”

  1. Que tema más interesante y lo del brócoli me ha dejado loca! Mis hijas sopueden ser caso de estudio, una es adicta al brócoli y la otra no lo puede ni ver, allí a mirarle el pigmento macular del ojo y a comparar! Jejeje

  2. Es brutal lo importante que es la alimentación en todo vaya. Aquí también nos salimos de la media, aunque no por miopia (esa soy solo yo) el padre y la niña hypermetropía, que eso es físico por tamaño de la retina y posición del ojo, no hay tu tía, con alto factor genético, pero si es cierto que cada vez más se ven criaturas con gafitas desde muy peques… la mala alimentación y las pantallas no creo que ayuden 🙁

  3. Super interesante tu post y muy a tener en cuenta, porque es verdad que se presta poca atención al cuidado de los ojos en geneal.
    Yo aquí lo cuido mucho y Valkiria ya fue a su primera revisión cuando apenas tenía dso años. Pero porque tiene mis antecedentes familiares y quería curarme en salud en que todo estuviera bien.

  4. Yo desde los dos añitos siempre con parche y gafas, a los míos los llevé nada más cumplir el año a revisar la vista, los niños ven bien como el padre, pero la niña ha salido a mí, desde los 14 meses con parche y gafas para corregir el ojo vago. Mi madre es tuerta desde niña (tiene el ojo pero está ciego total) y con muy mala vista en el ojo que tiene (miopía, astigmatismo, vista cansada y cataratas) y siempre ha estado obsesionada con las revisiones de la vista, con la niña estaba empeñada en que no veía bien desde bebé y no paró hasta que la llevé al oculista (yo como los hermanos veían bien creí que ella libraría también) y bingo, astigmatismo, hipermetropía y ojo vago, salió ya con el parche puesto de la consulta. Ahora tiene tres añitos y sigue con parche porque no hay manera, en cuanto reducimos las horas vuelve a perder y eso que lleva gafas siempre, aunque no sé de qué me extraño porque yo llevé parche hasta los 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 5 =