12 nuevos títulos que leíste de adolescente pero tu hijo no leerá

lectura adolescente hijos


En agosto publicaba una lista con 15 libros que nosotros nos hemos leído a la edad de nuestros hijos pero que ellos
es más que probable que no los lean nunca.

Nos quedaron muchos en el tintero así
que antes o después todos sabíamos que había que sacar una segunda lista con
esos libros que muchos hemos y habéis leído en plena adolescencia o
preadolescencia y ya me diréis si se los recomendaríais o no a los adolescentes
que tenéis en casa.

¿Preparados para una dosis de buena
literatura para todas las edades?

1.- “San Manuel Bueno y
Mártir”, de Miguel de Unamuno.


Para muchos fue uno de esos
primeros libros en los que el desasosiego se apoderaba de nosotros según íbamos avanzando en la lectura.

Uno de esos
libros con los que estrenarte en el noble arte de plantearte las cosas, la
existencia, la fe, las creencias y el condicionamiento social. 

Uno de esos
libros que llegan a casa y no se van nunca, como cuando entran en tu mente después de leerlo. Sí, a mi me encantó de principio a fin.

2.-”Mi familia y otros
animales” de Gerald Durrell


Este me lo perdí.

A mí no me tocó
leerlo ni por recomendación ni por obligación del plan de estudios del momento
pero por lo que comentaron muchos adolescentes coetáneos a mí, el libro tiene
muy buena pinta así que lo mismo me animo y me lanzo a echarle algo más que un
vistazo.

3.-”La Odisea” de Homero


Creo que los clásicos siempre es
recomendable y adecuado leerlos, además ahora nuestros hijos son consumidores
audiovisuales y seguro que conocen las historias de este libro gracias a las
películas de Percy Jackson ¿apostáis algo?

Un poco de esfuerzo para entender bien
lo que leen y cómo se lo cuentan puede ser de lo más beneficioso a la larga.

4.-“Asesinato en el Orient
Express” de Agatha Christie


Lo de crecer lleva implícito atreverse
y atreverse a leer una de las novelas de la gran dama del suspense como dicen
los críticos es algo que muchas hemos hecho en torno a la misma edad que ahora
tienen nuestros hijos.

No sé si era adecuado o no pero sin
duda nos despertó la curiosidad y alimentó un poco más nuestro amor por la
lectura, este título o cualquiera de los que firmó en su extensa carrera como
escritora de novela negra.

5.-“La familia de Pascual
Duarte” de Camilo José Cela


Vuelve a ser uno de esos libros que
supone una primera vez. 

La primera vez o de las primeras veces con las que se
sufre con una historia, con unos personajes, con una realidad que por etapa
histórica y por edad nos era muy ajena pero que sin embargo podía perfectamente
estar viva en la memoria a través de los relatos de los abuelos o de los tíos.

Uno de esos libros de madurez en plena
adolescencia.

6.-“La historia
interminable” de Michael Ende


Perfecto, sublime, con esa mezcla de
fantasía y valor, esa puerta por la que pasar de la infancia a la madurez de la
mano de un personaje como Bastian.

Es de esos libros que estoy deseando que
descubran mis hijos y seguro que no soy la única que lo desea.

7.- “Un yanqui en la corte
del Rey Arturo” de Mark Twain


Sí, ya con el título queda claro que
tiene buena pinta.
Además por lo que refieren los que se
lo han leído es un libro divertido y muy recomendable. 

No, yo no me lo he
leído… de momento pero me parece que añado el título a mi larguísima lista de
libros pendientes de leer.

8.-“Cien años de soledad” de
Gabriel García Márquez


Para muchos es la mejor novela del
Premio Nobel, para otros es sencillamente una obra maestra, para los que la
leímos en plena adolescencia fue una puerta por la que pasar para seguir
fascinados con el realismo mágico de García Márquez.
Para mí la mejor siempre será “Del
amor y otros demonios”
pero claro, eso ya es cuestión de gustos. 

En cualquier
caso las dos obras son magníficas y seguro que a los adolescentes que ahora
tenemos por casa los descolocarían mucho más de lo que piensan si se atrevieran
a leerlas.

9.-“El sí de las niñas” de
Leandro Fernández de Moratín


En el instituto ¿a vosotros no os
hacían leer teatro?
A mí sí y lo recuerdo con muchísimo
gusto, me encantaba. 

Mal comparado es como andar leyendo tuits ahora, muy mal
comparado pero más o menos se parece ¿qué no?

Este era todo un clásico que solía
estar en casi todas las listas de libros recomendados u obligatorios de clase
de literatura y digo en casi todas porque en las mías no, no estaba.

10.-“El guardián entre el
centeno” de J.D. Salinger


Es de esos libros que parecen de
lectura obligada durante la adolescencia porque se supone que es perfecto para
la población de esa edad.
Para mí no lo fue, lo siento, no le
encontré el punto, no me vi reflejada, no encontré ni comprensión ni consuelo. 

Me aburrió soberanamente y sin embargo es de esos libros que se siguen leyendo
y que miles de adolescentes en todo el mundo aplauden cada vez que pasan sus
hojas.

11.-“6 historias en torno a Mario”
de Jordi Serra i Fabra

Un libro a priori complicado que habla
de la relación de un muchacho con las drogas y quizás sea un libro dirigido a
adolescentes algo más mayores, nuestro 3º de BUP más o menos ¿os acordáis?

No, este tampoco estuvo en mis listas,
creo que cuando salió yo estaba saliendo de la adolescencia pero en cualquier
caso el autor es de esos escritores que enganchan a cualquier edad, de hecho de
él ya os he hablado en el blog en más de una ocasión.

12.-“Nada” de Carmen Laforet



Con este cierro esta segunda lista de
libros que nos leímos (que os leísteis) a la edad de nuestros hijos y que sin
embargo ellos quizás no tengan en mente leerse a esa misma edad.
Este concretamente está ahora en mi
e-reader esperando que termine con el que estoy para enfrascarme en esa “nada”
tan cargada de historias y matices. Si la literatura muchas veces es una
lección de historia, este libro de Laforet es sin duda una de esas lecciones,
una de las buenas.

¿Cuántos de ellos les vais a recomendar a vuestros hijos?¿Cuántos de ellos pensáis que es correcto que se lean a la misma edad que os los leisteis vosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + quince =