Una bolsa de canicas, cine que merece la pena disfrutar juntos

Europa Guerra Mundial Nazis

Tenemos la cartelera a rebosar y aún
faltan por llegar grandes películas antes de que termine el año así que de eso
vengo a hablaros hoy, en concreto de una de ellas.

Las grandes producciones tienen una
publicidad más que bien estudiada que no nos deja que las pasemos de largo pero
las pequeñas producciones, las producciones europeas, las que a lo mejor tienen
unos presupuestos infinitamente más modestos se nos escapan entre los dedos
como las canicas.
Hoy os traigo Una bolsa de canicas
para que vayamos juntos al cine a disfrutar con una gran historia.

recomendación película familia

El próximo fin de semana se estrena la
película Una bolsa de canicas, una coproducción francesa, belga y canadiense
basada en el libro del mismo título publicado por Joseph Joffo en 1974.
Se trata de un relato autobiográfico
para el cual el autor contó con la ayuda de Claude Klotz.
Desde el día de su publicación se han
vendido más de 20 millones de libros en más de 22 países y se ha traducido a
más de 18 idiomas distintos.
Es evidente, con estas cifras, que estamos
hablando de uno de los éxitos literarios franceses que quizás hemos leído poco
en nuestro país y quizás, el estreno de su versión en película sea una
buenísima excusa para redescubrir la novela aprovechando estas fechas navideñas.

película europea cine interesante

Ha llovido mucho desde los años en los
que se desarrolla la acción de la novela. Incluso ha llovido mucho desde la
época en la que se publica y sin embargo ¿ha cambiado tanto Europa o seguimos
repitiendo los mismos y equivocados patrones que se describen en la historia?
Para muchos críticos el libro de Joffo
muestra el miedo, la angustia y sobre todo el sufrimiento aunque en ningún
momento desde el odio
, sino como una sucesión de vivencias con las que los
protagonistas se vieron obligados a crecer y de las que aprendieron a enfrentarse
a la vida.
Humor infantil, ternura, emoción y una
enorme aventura es la que se recoge en la historia, en el libro y por tanto
ahora en la película que llega a las salas cuando a este año le quedan sólo
unas horas de vida.

Canicas para huir de la
guerra

cine europeo historia guerra mundial

Unos hermanos judíos tienen que huir
durante la ocupación alemana, en pleno desarrollo de la Segunda Guerra Mundial,
a través de la Francia ocupada.

La historia de este éxodo se
desarrolla entre 1941 y 19441 en plena contienda. El narrador es el pequeño
Joseph de 10 años
cuando empieza esta aventura, su hermano tiene sólo dos años
más que él y son los únicos de la familia que se encuentran en esa situación
que les obliga a tomar las riendas de su vida. Lo que les falta en edad y
experiencia lo suplen con astucia y valor.
Porque es así, valor e ingenio van a
ser sus únicas armas porque escapar del enemigo y reunirse de nuevo con su
familia no va a ser precisamente nada sencillo.

cine europeo historia aprender

Christian Duguay es el director de
esta historia que para muchos de los críticos que ya la han visto, resulta muy
conmovedora y lo que es todavía más importante, plantea interesantes propuestas
sobre el racismo y la discriminación en una época que nos es lejana en el
tiempo y sin embargo parece que nos empeñáramos en repetir, como si no
hubiéramos aprendido de nuestros errores como sociedad.
La luz y la fotografía de la película
corren a cargo de Christophe Graillot y el reparto de este drama está formado
por el conocido Patrick Bruel y los menos conocidos fuera de su país Elsa
Zylberstein
, Batyste Fleurial, Bernard Campan y Dorian Le Clech.
El rodaje de Una bolsa de canicas se
desarrolla sobre todo en Niza, Brig, Aviñón y Marsella. Precisamente en Niza,
se cuelga una bandera nazi durante unos minutos en la fachada de lo que sería
el ayuntamiento de la ciudad, lo cual asombra y asusta a algunos transeúntes y
eso que la ciudad ya había informado a través de un mensaje en su cuenta oficial
de Facebook.

cine europeo nazismo familia

En Francia y en Canadá se ha estrenado
a lo largo del año que ahora termina y la recepción por el público ha sido
bastante buena, recaudándose más de 400.000€ en la primera semana de
exhibición.

Una bolsa de canicas tiene pinta de ser
esas películas de las que todos salimos de la sala hablando después de verlas,
las que nos hacen pensar en lo que somos y lo que estamos haciendo, las que nos
mueven por dentro y nos muestran un poco como somos a través de las vivencias y
la forma de afrontar las penurias que tienen los personajes. 

Tiene toda la
pinta de ser una película perfecta para afrontar el nuevo año con una nueva
perspectiva o por lo menos intentarlo.

2 opiniones en “Una bolsa de canicas, cine que merece la pena disfrutar juntos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 8 =