Hoy, precisamente hoy estamos con la tontería del BlueMonday que raro es el día que no celebramos, conmemoramos, recordamos o nos lamentamos de algo así que hoy toca lamentarse según el calendario occidental.

Mira que a mí no me disgusta en absoluto que algunos días los utilicemos para reivindicar, para recordar y obviamente para celebrar (sobre todo para celebrar, esos son los que más me gustan lo confieso) pero a veces se nos va un poco de las manos el tema y nos dejamos llevar por la tontería, como hoy, supuestamente el día más triste del año.

Lo único que tiene de lógico es que es lunes y es evidente que los lunes tienen más papeletas para que nos encontremos de peor humor.

No sé si tristes pero más alicaídos, con menos ganas de nada, más cansados y con peor humor sí, los lunes son un poco “blue” por naturaleza a no ser que estemos de vacaciones que entonces no se distinguen demasiado de los viernes y todos los días tienen un color estupendo, al menos a mí me pasa.

la tontería del Bluemonday

Dicen que esto lo descubrió un científico de la Universidad de Cardiff en Reino Unido.

No sé qué estaría investigando este psicólogo para que la inspiración y la investigación le llevara a liarse a hacer fórmulas por las que se supone que la jornada en las que más depresiones se detectan es el tercer lunes del mes de enero.

Que no es lo mismo estar deprimido que estar triste, pero ese es otro tema.

Por lo visto Cliff Arnall sumó factores como el frío del invierno (en su país, obviamente), la tristeza post-navideña, los excesos cometidos tanto emocionales como económicos, la frustración por las listas de intenciones del nuevo año y el hecho de que el lunes es lunes y le salió ese resultado, el tercer lunes del mes de enero el día más triste del calendario occidental.

Comprar, comprar sin parar

¿Cómo se supera la tristeza obligada por el calendario en una sociedad capitalista y un poco hueca como la nuestra?

¡Exacto, comprando!

la tontería del Bluemonday

Compra chocolate para que te lo puedas comer el día más triste del año, compra helado que ya sabemos por las películas que cuando estamos tristes el helado anima mucho y luego no te olvides de comprar productos adelgazantes porque se te ha ido la mano con el chocolate y el helado ¡y lo sabes!

Ve a la tienda a por ese vestido ¡tienes que animarte! ¿y si te das el capricho de esos zapatos para luchar contra la tristeza que tienes que tener hoy que hemos decidido que es tu día más triste del año?

No me digáis que la chorrada no es mayúscula.

tristeza

Aunque ya que estamos con la tontería del día bluemonday voy a ver si me entero de donde y a quién puedo reclamar como a lo largo del año tenga un día más triste que este que por estadísticas es más que probable que lo tenga aunque malditas las ganas. Ya que nos ponemos intensos, nos pondremos muy intensos.

Nos hemos empeñado en demonizar las emociones negativas, nos hemos empeñado en estar siempre en busca de una irreal felicidad perpetua y nos estamos haciendo unos insatisfechos de manual.

Confundimos los deseos con derechos y nos pasa que nos cuentan que hoy es un día triste porque al marketing le conviene y nosotros nos dejamos llevar por la marea sin pensar que estar triste es estar vivo.

Las emociones son imprescindibles, demuestran que somos seres vivos que no somos ladrillos, alfombras o robots.

la tontería del Bluemonday

Las emociones nos hacen como somos ¿o es que ya no recordamos la magnífica película de Disney Del Revés con la que muchas madres y padres se animaron a hablar de emociones negativas con sus hijos?

¿Qué pasa, que no sabemos aplicarnos a nosotros adultos lo que les explicamos a nuestros hijos?¿Nos estamos dando cuenta de nuestro grado de inmadurez?

No, hoy no es el día de ponernos a reflexionar que estamos todos con la bajona como manda la tontería del BlueMonday pero mañana podríamos reflexionar un poco sobre el poder que le estamos dando a las empresas sobre nuestros sentimientos, sobre nuestras sensaciones, sobre nuestras emociones. Lo mismo aún podemos hacer algo al respecto.