Hablar de relaciones madre e hija es hablar de Las chicas Gilmore y sobre todo en esta sección de maternidad en serie porque es que la serie es eso: una madre y una hija y todo lo que les pasa a las dos que no es poco.

Hoy nos vamos a Stars Hollow, un pueblo ficticio ubicado en Connecticut, Estados Unidos, porque allí viven Lorelai Gilmore y su hija Rori.

Una madre soltera con una hija adolescente, una serie amable en general en la que se tratan temas de familia, amistad, escuela, universidad, relaciones intergeneracionales y clases sociales.

Madre e hija

La serie te sitúa contándote que Lorelai tuvo a su hija cuando estaba en la Universidad lo cual inevitablemente truncó su brillante futuro profesional según sus padres y sobre todo según su santa madre que es una señora de armas tomar.

A pesar de eso y de criar a su hija sola, sin la presencia de un padre, a Lorelai no se le da mal el tema y la niña le sale estudiosa, responsable, aplicada, respetuosa y cariñosa con ella y con sus abuelos que esos sí que están ahí para ella aunque estén un poco enfadados con su hija.

La serie consta de 153 episodios de 42 minutos de duración aproximadamente, una duración perfecta que deja al espectador con ganas de más y teniendo en cuenta la dinámica de los diálogos quedarse con ganas de más es señal de que la serie engancha.

El primer capítulo se emitía el 5 de Octubre de 2000 y el último el 15 de Mayo de 2007.

En 2016, en Netflix se podía ver una miniserie de cuatro episodios llamada “Las cuatro estaciones de las chicas Gilmore” en los que se seguía la historia de la hija y la madre nueve años después, con los temas profesionales, sentimentales y personales de ambas protagonistas.

Maternidad de libro

Ya nos gustaría tener esos diálogos con nuestras hijas adolescentes y ya con nuestros hijos ni os cuento. Charlas de madrugada en las que a veces la que da consejo es la hija y no la madre, sí estamos hablando de una serie de ficción, ya lo habíais notado ¿verdad?

Tienen complicidad, tienen confianza, tienen comprensión la una con la otra, tienen una relación más de amistad que de madre e hija y eso demuestra que es una ficción.

maternidad de serie

Lo bueno es que con esos mimbres se tratan temas más o menos complicados y con un ritmo en los diálogos que engancha al espectador en cuanto se queda con las personalidades de los personajes.

Además, las continuas referencias culturales a la música rock (una noche madre, hija y amigas se van juntas a un concierto de The Bangles), al pop, al cine (el cine fórum del pueblo es el punto de encuentro para la vida social los viernes por la noche), la literatura (durante las 7 temporadas de la serie se habla de 339 libros diferentes), a la política y al feminismo, le da un tono muy actual y muy accesible a todos los espectadores.

Entretenida y muy tierna, divertida e incluso en algunos momentos reflexiva se basa en la relación maternal pero se alimenta de un buen número de personajes secundarios que dan vida y a veces ritmo a esa relación madre e hija.

maternidad en serie

Desde el dueño del café al que acuden madre e hija a cualquier hora, al peculiar alcalde, a los tres novios que tiene Rori a lo largo de la historia y a sus amigas (la de toda la vida, las que hace en el colegio al que la llevan sus abuelos y las que surgen en la Universidad), al friki del pueblo, a la profesora de baile y por supuesto a la amiga y socia de Lorelai en el hotel. Todos forman parte de una comunidad y de sus historias.

La creadora de la serie es una conocida de esta sección Amy Sherman-Palladino de quien hemos hablado al mencionar la maternidad en otra serie protagonizada por otra mujer “Maravillosa Miss Maisel”, os acordáis ¿verdad?

Amy Sherman-Palladino además de la guionista fue la productora ejecutiva de las seis primeras temporadas, la séptima delegó esta función en David S. Rosenthal porque su salud y su vida personal ya se lo estaban pidiendo a gritos.

Una serie divertida, entretenida y en la que la figura femenina es protagonista al cien por cien. Lorelai y Rori son las dos protagonistas principales sin duda aunque hay que hacer una mención especial a la abuela de la niña, la peculiar madre de Lorelai que tiene un papel fundamental en toda la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Pilar Fonseca +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

3 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.