A ver, tiempo no es que tengamos ya mucho si es que queremos dar una sorpresa a alguien el día de San Valentín pero aún hay opciones para que parezca que no es un detalle de ultimísima hora y os traigo los que se me han ocurrido pero seguro que pensando un poco descubrís muchos más posibles regalos de MUY última hora para celebrar San Valentín como se merece.

Qué sí, que todos sabemos que es una fecha un poco forzada, que es un día que quien más lo celebra son los comercios, los restaurantes, los teatros y los cines.

Pero, no sé, pensadlo un poco ¿y qué más da? es una excusa perfecta para decirnos que nos queremos, para mimarnos, para sorprendernos, para robarle tiempo a la rutina, para escapar del día a día, para mirarnos a los ojos y sonreír, para hacernos un poco más felices y eso nunca está de más.

Aprovechemos todas las excusas que tengamos a mano para celebrar, para mimarnos, para sorprendernos, para hacernos un poco más felices para romper la rutina y mirarnos a los ojos y hacernos un regalo que sepamos que va a sacar por lo menos una sonrisa a la persona que lo recibe.

regalos de muy última hora

Defender la alegría como una trinchera, que decía Benedetti en el más que conocido poema que todos hemos oído o leído alguna vez.

Y sí, podríamos tratar de hacerlo otro día, decidir que para nosotros el día de los enamorados es el 27 de Marzo o el 4 de Agosto pero ¿lo hacemos acaso? Pues por eso, aprovechemos el momento aunque sea ahora cuando nos damos cuenta de que el tiempo casi se nos ha echado encima.

Regalos de MUY última hora pero currados

Tenéis unos cuantos regalos de última hora recopilados en este post de cara a las pasadas Navidades, teatro, cine, libros, así que por inspiración no va a ser.

Pero además hay más opciones y propuestas para regalar en apenas un par de días que es lo que tenemos de margen:

  • Un curso o un taller de esos que sabes que siempre quiere aprender pero que nunca se anima a ello. Son más cómodos los no presenciales, los cursos online, sobre todo si como en este caso va a ser una sorpresa pero quizás cerca de casa tienes ese curso del que siempre habla pero por el que aún no se ha terminado de decidir del todo.
  • Una escapada a un hotel rural, decide qué fin de semana puede ser el más apetecible y reserva. En Ruralka, por ejemplo tienes lugares que son de cuento, para perderse y encontrarse, en Booking, en Airbnb, en distintas plataformas seguro que encuentras ese apartamento, esa casa, ese hotel con el que sorprender.
  • Una ruta a caballo. ¡¡Sí!! Es un planazo, es diferente, es divertido, es sorprendente, es activo y adictivo y ademas así hacéis incluso algo de deporte juntos y encima en algunos sitios tenéis hasta degustación después de la ruta. Imposible que se espere un regalo así.
  • La farmacia puede ser un sitio estupendo para encontrar esa loción hidratante, ese tónico, esa crema, esa propuesta de salud y belleza que no has podido encontrar en otro sitio, ten en cuenta que algunas farmacias tienen horario ininterrumpido y siempre se suele tener una más o menos cerca de casa.
  • Contrata un catering para un día en concreto. Puede ser el mismo día que le das el regalo o puede ser otro día que sepas que le va a gustar más, puede ser una sorpresa o puede ser algo premeditado. Una cena preparada por un cocinero en casa y con amigos o una velada íntima o una comida en familia. Las posibilidades son infinitas y la sorpresa y la sonrisa están garantizadas.
regalos de muy última hora

Bueno, la inspiración ya está sobre la mesa ahora sólo hace falta que le pongas un poquito de transpiración, que te lo curres para que todo sea perfecto, para que el día de los enamorados no sea sólo una fecha más en el calendario comercial.