Todo son sustos con tu primer hijo y por supuesto algunos por no decir la mayoría, no es que tengan mayor importancia, como le ocurre a la costra láctea del bebé.

Una sorpresa que conocemos después de verla por primera vez en nuestro recién nacido porque habitualmente no es algo de lo que se hable, salvo en escasas excepciones, con lo que lo normal es que antes de ser mamá no hayas oído hablar de ella, seguro.

Si se lo tuviéramos que describir a alguien que no la ha visto nunca le contaríamos que se tratan de una especie de «caspitas» como pieles algo más gruesas, que están adheridas al cuero cabelludo de nuestro bebé y que han aparecido casi de la noche a la mañana justo en la parte superior de la cabeza, más o menos sobre la fontanela que aún está por cerrar.

La piel el cuero cabelludo del bebé presenta habitualmente un color levemente rosado y esta especie de pequeñas escamas tienen un tono algo más amarillento, más feo, lo justo para que nos preocupemos si no habíamos oído hablar de ellas antes de verlas en la cabeza de nuestro recién nacido.

la costra láctea

¿Qué es la costra láctea?

No es nada grave ni que tenga que preocuparnos, eso para empezar, así que podemos respirar tranquilas y sentarnos a leer para saber un poco más de qué se trata.

Es una manifestación de la dermatitis seborréica que aparece cuando aparece, en torno a las 4 ó 5 semanas de vida después del nacimiento. No aparece siempre, no todos los bebés presentan la costra láctea y no hay nada por lo que preocuparse si la desarrolla como si no lo hace, todo es normal.

La causa principal no está confirmada al cien por cien pero se cree que se produce por una hormona materna que pasa al bebé durante el embarazo. Esta hormona hace que se incremente la secreción de grasa en la piel del bebé y ese aumento excesivo en el cuero cabelludo se transforma en la costra láctea, ni más ni menos.

¿Hay qué hacer algo contra la costra láctea?

No es necesario. El tratamiento más habitual en los casos más comunes es dejar pasar el tiempo y mantener la higiene habitual de nuestro bebé.

la costra láctea

El tiempo y el propio crecimiento del recién nacido hacen que la costra láctea desaparezca por sí misma pero en cualquier caso, si no es así, lo que nunca debemos hacer es arrancarla manualmente por mucho cuidado que creamos que tenemos.

El cuero cabelludo de un bebé es siempre extremadamente delicado y es demasiado fácil lastimarle. En este caso como en cualquier otro, nos tiene que preocupar más su bienestar y su salud que la estética ¿verdad?

Sí, es cierto que todos hemos oído remedios caseros que vienen de antiguo y que son inocuos para nuestros pequeños.

Algunas abuelas nos aconsejarán que apliquemos aceite en la zona un par de minutos antes del baño habitual para que las escamas se empapen, se hidraten y se caígan con mayor facilidad. No le va a hacer daño así que si queremos probar no hay nada objetivo que nos lo impida.

la costra láctea

También hay cremas y lociones que sacan al mercado distintos laboratorios, cada vez más enfocadas a la eliminación de este proceso natural que no dañan la piel de nuestro bebé, que son eficaces pero que ¿realmente son necesarias?

Sabiendo lo que sabemos llegados hasta aquí, nosotras tendremos que valorar la importancia que le damos a la costra láctea de nuestro bebé, si merece la pena o no preocuparnos de algo que es inocuo para su salud, si compramos más productos o no, si tomamos medidas o dejamos que la naturaleza y el tiempo sigan su proceso natural ¿no os parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Pilar Fonseca +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

16 − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.