Que los niños es que tienen que repasar un poco que sino se les olvida que empiezan el curso en septiembre «asalvajados» pero ¿y si nos ponemos todos a hacer «deberes» este verano? Os traigo la propuesta definitiva para repasar en familia, cada uno a lo suyo pero todos currando.

En mi casa lo de repasar no es que lo hagamos mucho durante el verano pero sí trato de que mis chicos lean al menos un poco todos los días y ya puestos, aprovecho y yo también leo cuando ellos se ponen, así como si nada, como si para mi también fuera una obligación.

Lo que pasa es que hace unos día me encontré con la propuesta para adultos que han sacado desde Rubio y que me ha gustado mucho para diversificar y no sólo pasar un rato leyendo.

Sí, os hablo de los tradicionales cuadernos infantiles para repasar los contenidos que han ido viendo durante el curso pero ahora también en su versión adulto.

Dos propuestas para nosotros, un cuaderno más enfocado a la memoria y la concentración y otro para trabajar más el cálculo y la lógica. Así lo de encontrar un momento para repasar en familia se hace más sencillo.

Repasar en familia

Bueno, en el fondo son retos y pasatiempos para trabajar un poco esas áreas que parece que se nos relajan en exceso durante el curso, que si no recordamos bien todo lo que queríamos hacer o comprar o ejercicios de lógica para potenciar un poco el pensamiento lateral que a veces nos cuesta mucho reconocer hasta que no lo tenemos delante de las narices.

Que ya lo de la caligrafía y los cálculos básicos que hacíamos con los tradicionales cuadernos de RUBIO  pues como que se nos han quedado pequeños pero no hay problema, este año han decidido volver a pensar en nosotros y poner en marcha «Problemas de Adultos» para relajarnos, para reírnos con los textos y para entrenar un poco nuestra mente durante el verano.

A ver que igual que nuestros hijos repasan contenidos nosotros podemos entrenar nuestra mente, ejercitarla de cara a mantenernos ágiles y activos.

No sé si mi pasión por los autodefinidos y los crucigramas es la que habla por mi pero reconozco que la idea de estos cuadernos para adultos personalmente me tiene encantada.

Sí, a mi me motiva más el cuaderno que está más enfocado al lenguaje que el que se centra más en los temas matemáticos pero esto es cuestión de gustos, nada más.

Pisos y casas, Rollos de parejas, Hoy salimos y Oficios y oficinas son algunos de los títulos de los bloques temáticos en los que se desarrollan los cuadernos para adultos que se han editado en formato libro de bolsillo de poco más de 100 páginas cada uno y que tienen una estética muy cuidada.

Pues eso que un rato para leer cada día y para otras actividades de las que ya hablamos hace algunas semanas es fácil que encontremos pero además, ahora podemos buscar un momento para repasar en familia, cada uno con sus cuadernos o sus ejercicios.

En el colegio de mi hijo les han pedido que escriban una carta al cole, en papel o vía email, contando lo que están haciendo en verano para leerla en septiembre todos juntos. Me parece una idea preciosa y una forma de trabajar la sintaxis y la ortografía casi sin darse ni cuenta.

Así que mientras él escribe yo estaré trasteando con las propuestas de los cuadernos rubio para adultos e intentaré que el mayor lea algo que le guste.

Repasar en familia puede ser divertido o al menos esa es mi idea, a ver si hay suerte y lo consigo ¡ya os contaré!