Ya va siendo hora que nos pongamos muy en serio con el problema de la obesidad infantil y para eso noticias como estas son pequeños grandes triunfos aunque no nos lo parezcan entre los titulares de noticias políticas de esas que nos empachan cada día.

Por fin parece que Facebook e IG o sea Marck se ha tomado un poco más en serio el tema de la obesidad infantil, pero no porque haya sido decisión propia, no nos confundamos.

Hace muy poco que se ha empezado a censurar en IG todas las fotos que inciten a la bulimia y a la anorexia y hace aún menos que han empezado a censurar la promoción de dietas y productos «milagro» para adelgazar ¡menos mal!

¿No os pasaba a vosotras que de pronto crecía vuestra lista se seguidores en IG y de golpe todos vendían batidos para adelgazar? También es verdad que según venían se iban si vosotras no empezabais a seguir esas mismas cuentas. Curioso ¿verdad?

Obesidad infantil

Ni productos milagro

Que no estamos hablando de cualquier cosa, estamos hablando de usuarios menos de 18 años a los que ahora, por fin, ni FB ni IG va a mostrar productos que promocionen dietas y productos milagro para adelgazar o promociones de retoques estéticos e incluso ofertas comerciales con códigos de descuento.

Si es que lo que no tiene sentido es que hasta ahora tuvieran a acceso a estos usuarios los vendedores de esos productos.

¿No habéis visto incluso las fotos en las que alguna super/mega/influencer anunciaba piruletas para quitar el hambre? Buenos pues esas memeces ya no salen en los perfiles de los menores de edad.

Además, tanto IG como FB van a ofrecer a los usuarios la posibilidad de denunciar un post si consideran que este no cumple la nueva normativa. Esto, reconozco que no sé si me parece tan positivo, teniendo en cuenta la cantidad de gente que denuncia por exceso de tiempo libre.

¿Cómo se ha conseguido esto? ¿Una mañana Marck decidió que tanto IG como FB iban a ser menos cómodas para los vendedores de milagros dietéticos y para las webs que promueven trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia?

No, nos hagamos ilusiones, este tipo de medidas sólo se toman si hay una protesta previa y claro, la hubo y encabezada por una actriz muy conocida últimamente.

¿Os acordáis cuando hablamos de la serie The Good Place? Bueno pues una de sus actrices principales,  Jameela Jamil lleva tiempo denunciando desde su plataforma I Weigh que no podían seguir campando a sus anchas ni los vendedores de humo ni las webs que de una forma u otra potencian la obesidad infantil entre los niños y niñas de todo el mundo. Y lo ha conseguido.

Ni juguetes con la hamburguesa

Otro pequeño gran triunfo sin duda va a ser ese: que las hamburguesas de las grandes cadenas no vayan relacionadas directamente con juguetes infantiles.

Y si la anterior medida fue encabezada por una mujer mediática, esta se ha logrado por la presión social que han desarrollados dos niñas anónimas a través de una plataforma en internet.

Han acumulado cientos de miles de firmas y han conseguido que las dos grandes empresas mundiales de comida rápida dejen de regalar juguetes de plástico con sus comidas infantiles y reemplazar esos regalos con opciones más sostenibles.

Obesidad cero

Este es el nombre de la fundación que se ha puesto en marcha estos días en Madrid y con la que se quiere combatir la obesidad.

La Fundación Obesidad Cero busca crear un marco saludable para trabajar políticas de educación alimentaria en la infancia y la adolescencia, para dar la vuelta a las cifras que tenemos en obesidad infantil.

Quieren poner en marcha programas y talleres educacionales sobre esta enfermedad y sobre cómo combatirla.

Porque en nuestro país tenemos un triste récord en obesidad infantil que tenemos que reducir drásticamente cuanto antes.

Desde esta fundación quieren concienciar al 35% de la población obesa y al casi 50% de la población con sobrepeso de que existe ayuda, metodología y terapias que realmente ayudan a recuperar la salud.