Un respiro entre historias navideñas, una serie de esas que te encuentras por casualidad y que no puedes dejar de ver ¿ya habéis visto Good Girls Revolt ? porque si no la habéis visto os va a apetecer verla cuando terminéis de leer este post.

Good Girls Revolt es una serie que tiene Amazon Prime en su catálogo espero que por mucho tiempo aunque por alguna razón que desconozco sólo hay y habrá una temporada.

Amazon la canceló 35 días después de emitir la primera y única temporada aunque hay rumores de que alguna plataforma está pensando en invertir en la segunda temporada ¡ojalá se pronto!

Good Girls Revolt está inspirada en un libro como casi todas las buenas series, un libro publicado en 2013 por Lynn Povich con el mismo título, un libro que se nutría de eventos de la vida real de la autora y en el que se encuentran algunos nombres conocidos del periodismo y la literatura norteamericana de los años 70 y 80 ¿os suena el nombre de Nora Ephron?

Es una serie que cuenta la historia de un grupo de mujeres que trabajan en un entorno donde las oportunidades sólo se dan a los hombres.

Un grupo de mujeres que sólo busca respeto de sus compañeros y sus jefes y una oportunidad para demostrar que ellas tienen el mismo talento y le ponen el mismo tesón a su trabajo que ellos, de hecho lo están haciendo pero en la sombra mientras que son ellos los que recogen los aplausos por un trabajo compartido.

Good Girls Revolt

En Good Girls Revolt son ellas las que se dedican a investigar para ellos e incluso a redactar algunos párrafos de los artículos que ellos componen, firman y por los que cobran tres veces más que ellas, esto nos suena mucho a día de hoy.

Se trataba de una práctica habitual en el periodismo de principios de los años 70′ y finales de los 60′ y es algo que este grupo de mujeres se niega a aceptar.

Hablan de derechos civiles, de leyes, de igualdad, al mismo tiempo que se menciona la propia historia de los Estados Unidos: Vietnam, los Panteras Negras, la liberación femenina, las recién llegadas drogas, la liberación sexual, incluso la música y su papel en una generación como esa.

Y entre medias se pueden observar comentarios y comportamientos que demuestran lo poco que hemos cambiado y al mismo tiempo, lo mucho que hemos avanzado en esto de la igualdad.

Hablamos de feminismo en una época en la que firmar un artículo en una revista era prácticamente hacer una revolución y ellas se atrevieron a hacerla, todas ellas, las hasta ese momento «chicas buenas«.

Lo primero que hacen es aprender a verse ellas mismas cuando se miran y no con los filtros que les ponen los hombres que las rodean: sus padres, sus maridos, sus novios, sus compañeros de trabajo.

Una generación de mujeres que tienen talento y tesón, como hacen los hombres en su trabajo pero a las que les niegan la oportunidad de demostrarlo.

Una serie que no entiendo por qué no ha tenido más recorrido, más temporadas, más historias dentro de la trama aunque su no renovación no ha estado exenta de polémica porque ha sido una de las series más valoradas por el público y por la crítica televisiva.

Es una serie dinámica en la que los acontecimientos fluyen de unos personajes a otros y además es una serie coral en la que todos tienen importancia dentro del engranaje, dentro de una sociedad en la que la mujer no deja de ser un ente que no opina pero que adorna.

Good Girls Revolt es una serie que muestra sin disimulos lo complicado que era ser mujer a principios de los años 70′ en Estados Unidos, algo que se puede extrapolar en gran medida a otros países como España y a otras épocas como los 80′ o incluso para algunas mujeres, hasta los 90′ incluso.

Sí, me ha gustado y creo que es una de esas series muy recomendables. Son sólo diez capítulos pero dan para hablar de muchos, muchos temas con algunos de los adolescentes que tenemos en casa, por ejemplo.

Y qué bien que tenemos unas vacaciones escolares ahí mismo, al final de la semana, que a lo mejor para bajar un poco el azúcar propia de las fechas, nos viene estupendamente.