Vale que no es el momento de hacerlos pero sí de planificarlos, paseos, excursiones, viajes. Es el momento perfecto para pensar en donde iremos en cuanto podamos y por eso hoy nos quedamos paseando en Málaga, porque merece la pena, porque me gusta mucho y porque además, tiene novedades muy apetecibles.

Málaga ha inaugurado estos días la pasarela peatonal más grande de Europa con 270 metros de longitud y 3 metros de ancho, la más grande de estas características.

Esta pasarela está situada en la desembocadura del río Guadalhorce y es el principal hito de la futura Senda Litoral, un itinerario que permitirá recorrer a pie los nada desdeñables, 120 kilómetros de la costa malagueña.

Eso es un pedazo de paseo de los buenos, podemos estar paseando en Málaga mucho, mucho tiempo por esta senda ¿qué no?

La pasarela tiene siete vanos, tres en cada margen del río y otro central de 70 metros sobre el lecho del río. Es una obra de ingeniería muy bien integrada en el entorno y para ello se han empleado 200 toneladas de madera de pino silvestre y casi una tonelada de acero inoxidable.

Sí, se eligió la madera porque se buscaba esa integración en el entorno natural de la zona y por su durabilidad también.

Esta estructura tan impresionante ha supuesto una inversión en torno a 1’6 millones de euros que se han financiado por el Ayuntamiento y la Diputación de Málaga y además se ha incluido una senda peatonal con una longitud por encima de los 300 metros y un ancho de seis metros en prácticamente todo su recorrido.

Parece que algunos políticos empiezan a ver el medio ambiente como un factor de desarrollo para la zona, han tardado su tiempo pero van dando pequeños pasos más allá de «asfaltar las playas».

Motivos había de sobra para hacer una visita larga a Málaga pero ahora con estas nuevas infraestructuras aún hay más posibilidades de pasar tiempo juntos, al aire libre, de hacer excursiones alquilando unas bicis allí mismo o caminando, de recorrer una provincia con muchas opciones de ocio familiar.

  • No te olvides de dan un paseo en el impresionante teleférico que te sube a lo más alto donde además podrás disfrutar de una exhibición de aves muy interesante.
  • Para disfrutar y sorprendernos aprendiendo sobre animales salvajes, tienes en Fuengirola un Bioparc que bien merece que le dediquemos como poco una tarde en familia.
  • Dos destinos para visitar también en Málaga son Mijas con sus playas y Frigiliana con sus calles empedradas y sus jornadas con conciertos y mercados donde recorrer las tres culturas que convivieron este hermoso municipio malagueño.
  • Y por supuesto, en Málaga hay que visitar algunas de las mejores pinacotecas del mundo. Desde el Museo Picasso, al Centro Pompidou sin olvidarnos de la Colección del Museo Ruso en los edificios de la antigua fábrica de tabacos de Málaga. Un paseo por el arte que no podemos perdernos si estamos en Málaga unos días de vacaciones en familia.