Sí, hoy vengo con un producto de esos que enamoran. Acaba de llegar a casa y sé que no va a salir de mis rutinas de cuidados personales así como así. Hoy toca cuidar nuestra piel con unas ampollas que se reinventan para ser aún mejores.

Cuidarnos para sentirnos mejor, esa es la idea y sabemos perfectamente cómo funciona, cuáles son las recomendaciones y las rutinas más eficaces.

Lo que hacemos es ir probando productos que se adapten más y mejor a nuestra piel, a nuestros propios cambios y a nuestras nuevas necesidades.

Para hacerlo más fácil, hoy os traigo uno de esos productos que he probado estos días y que como era de esperar me ha encantado.

Conste que juego con ventaja porque es un producto de una marca más que conocida, que llevo consumiendo desde hace tiempo y que sé que cumple con lo que promete.

Ampollas a partir de los 45

Tuve la suerte de conocer de primera mano el lanzamiento de este producto de Germinal, se trata de Germinal Progressive Lifting una reformulación de sus más que conocidas ampollas que ayuda a que disminuyan las arrugas y las líneas de expresión mientras que al mismo tiempo, hace que aumente la firmeza de la piel.

Un tratamiento especialmente diseñado para pieles «cuarentañeras» como la mía y que asegura que en 14 días de uso constante, se consigue una reducción de un 21% en las arrugas de la piel del rostro, cuello y escote.

Meritxell Martí, farmacéutica y experta en dermocosmética y Paula Sanz, jefa de producto de Germinal, nos explicaron con todo detalle las principales características de este sérum, sus recomendaciones de uso, sus puntos fuertes, cuándo y cómo es recomendable usarlo y el por qué es una de las mejores opciones que tenemos hoy día en el mercado para cuidar nuestra piel.

Una alimentación equilibrada, una hidratación óptima, un descanso adecuado y herramientas como Germinal Progressive Lifting consiguen ralentizar el envejecimiento de nuestra piel y más ahora que tenemos la piel aún más sensible de lo habitual con tanta mascarilla.

Me gustó mucho una idea de las que expusieron: «hacer momentos especiales en nuestro día a día».

Creo que es una de las enseñanzas que nos está dejando esta pandemia. La estamos aprendiendo a golpes, eso también es verdad pero lo bueno es que la estamos aprendiendo.

Por eso me encanta que este producto tenga efectos visibles a los 15 minutos de haberlo aplicado en nuestra piel pero que no sea sólo para días puntuales, que tenga una formulación que nos permita usarlo a diario.

Cada mañana, con la piel limpia y justo antes de aplicar nuestra hidratante habitual porque además, es un escudo antipolución. No sé qué más se le podría pedir, la verdad.

Ya veis que hoy vengo con algo para nosotras, algo para encontrar esos momentos en los que cuidarnos por el placer de sentirnos bien en nuestra propia piel, por el gusto de disfrutar de esos momentos propios, para nosotras porque es obvio que nos los merecemos aunque a veces no lo sepamos ver.