0 0
Read Time:2 Minute, 49 Second

Pocas cosas apetecen más a veces que comer un buen bocadillo o un sándwich si sois más de llamarlos así aunque no son del todo lo mismo los sándwiches y los bocadillos. Lo que es cierto es que en ambos casos se trata de poner algo rico entre dos rebanadas de pan.

A principios de Noviembre se conmemoraba o celebraba el día mundial del sándwich y eso bien merece dar una vuelta a algunos de los millones de bocadillos que podemos preparar cualquier tarde para merendar o cenar.

Bocadillos de cine, míticos, bocadillos inolvidables, algunos sorprendentes y otros que forman parte de las tradiciones populares mejor arraigadas.

Hay bocadillos que tienen hasta una película. Si no habéis visto El Chef no sabéis lo que es un buen bocadillo cubano y cómo se empeña el protagonista de la historia, un cascarrabias y reconocido chef, en encontrar la receta perfecta para no dejar de hacerlos ya durante toda su vida.

Un buen bocadillo para arreglar sus problemas personales y profesionales, un bocadillo que preparar y vender en familia, entre risas, entre amigos y entre redes sociales que seguro que también participaron en la producción de la película.

Si pasáis por Madrid estas fiestas es inaceptable que no paréis en la Plaza Mayor a disfrutar de un buen bocadillo de calamares. Sí, es de los “platos” más típicos de la gastronomía madrileña y con una cerveza bien tirada la verdad es que es un disfrute, haga frío o calor, eso da igual y en navidades es que es una de esas tradiciones que no se pueden no cumplir.

Hay quien se pone muy exquisito y de disfrutar del buen bocadillo pasa a buscar el bocadillo perfecto que está bien pero ¡no nos obsesionemos con todo que no merece la pena!

Lo que es impepinable es que para hacer un buen bocadillo de verdad hay que elegir un buen pan. Cuanto mejor sea el pan y lo que pongamos dentro, mejor será el bocadillo y no es tanto la cantidad como la calidad.

De hecho, nuestra elección va a hacer que tengamos entre manos una bomba calórica o un bocadillo saludable.

Los clásicos nunca defraudan, un buen bocadillo de jamón serrano es una delicia, si además le añadimos un tomate en rebanadas y un buen chorro de AOVE es un manjar en el que hay carbohidratos, proteínas y vitaminas. Un completo que se dice.

El bocadillo de tortilla de patatas y pimientos asados es otro clásico en el catálogo de los mejores bocadillos del mundo.

Un buen bocadillo de atún también con pimientos o con tomate natural, ese bocadillo de boquerones en vinagre o el clásico mal llamado vegetal al que le añadimos huevo cocido.

Porque sí, es evidente que hablamos de una forma de comer que no se puede repetir todos los días pero también es más que evidente que si los ingredientes son buenos, comer o cenar de vez en cuando un buen bocadillo es una opción a tener muy en cuenta por ejemplo un día de playa o de excursión por el monte o simplemente en casa, una comida de urgencia o una cena improvisada con los niños o con amigos.

Opciones para preparar un buen bocadillo hay infinitas, el único límite es nuestra imaginación, mantener un equilibrio nutricional que no los convierta en una bomba indigerible y no arriesgar demasiado con las mezclas inverosímiles.

Cremas hidratantes imprescindibles para este invierno Previous post Marcas de cosméticas nacionales que conviene conocer
traemos la Navidad a casa sin árbol ni nacimiento Next post Navidad en casa sin árbol ni nacimiento

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Pilar Fonseca +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.