0 0
Read Time:2 Minute, 35 Second

Si les preguntan a mis hijos les dirán que no, por supuesto. Si me hubieran preguntado a mi a la edad de mis hijos les habría respondido lo mismo ¿más cortas? ¡no, por supuesto! pero hay quien piensa que sí, que deberían ser más cortas las vacaciones escolares en nuestro país a pesar de que todos tenemos claro que las vacaciones escolares son necesarias por muchos motivos.

Es necesario que el colegio termine, es necesario que los estudiantes sepan que les espera un periodo de vacaciones pero también es necesario para ellos y para sus familias que las vacaciones se acaben en algún momento. Lo importante, como siempre, es la buena gestión que se haga del tiempo de vacaciones y ahí quizás es donde vienen las complicaciones.

La principal dificultad con la llegada de las vacaciones escolares es sin duda la que les surge a las familias para conciliar vida laboral y familia, sobre todo cuando los niños son pequeños. Son periodos de tiempo muy largos que a muchos padres y madres les obliga a replantearse la convivencia mientras duran.

Campamentos escolares, abuelos, personas de apoyo, son situaciones comunes y corrientes durante parte de las vacaciones escolares en muchas familias que hacen que para los niños las vacaciones de verdad parezca que no han llegado realmente.

Lo mejor de las vacaciones

Salvado ese enorme escollo de la conciliación laboral y familiar cuando llegan las vacaciones, muchos expertos señalan que unas vacaciones más o menos largas tienen muchos aspectos positivos que conviene valorar y no solo ahora que están tan recientes.

Las vacaciones suponen descansar. Las rutinas con altos niveles de exigencia que tienen los estudiantes a lo largo del curso implican un desgaste no solo físico sino también emocional que no existe durante las vacaciones.

Es verdad que la ausencia total de rutinas puede llegar a desequilibrar a grandes y pequeños pero son más los beneficios que los perjuicios. Las vacaciones son un bálsamo, una bajada de ritmo imprescindible para todos.

Durante las largas vacaciones de verano siempre sacamos tiempo para hacer actividades en familia. Algún viaje, alguna excursión o incluso los tiempos de desplazamiento pueden ser momentos perfectos para mejorar las relaciones familiares.

Es importante que en el periodo de vacaciones haya momentos en los que nuestros hijos e hijas puedan estar más en contacto con la naturaleza, en la playa o en la montaña por ejemplo. Además las vacaciones son el momento perfecto para permitirles que vayan tomando un mayor número de decisiones. Los horarios más relajados pueden ayudar a tomarnos los tiempos con más calma y a que ellos decidan cómo organizar el día o qué planes se pueden poner en marcha.

Es una forma de dejarles crecer, de que aumenten sus niveles de autonomía e incluso de responsabilidad, pero sin darse apenas cuenta.

Está claro que el tiempo que duran las vacaciones escolares se les podrá hacer corto aunque a nosotros no nos los parezca pero nunca será tiempo perdido, de una forma u otra todos aprendemos e incluso disfrutamos de pasar tiempo juntos y más si es tiempo de vacaciones.

planes chulos en Madrid Previous post Con todas las ganas de planes chulos en Madrid
libros de cocina Next post Dos libros de cocina para paladares rebeldes

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
Responsable Pilar Fonseca +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.